Actualizado 14/03/2014 19:25 CET

Técnicos de mantenimiento de Iberia consideran el acuerdo "desequilibrado, injusto e insuficiente"

Hangar de Iberia en El Prat
IBERIA

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Asetma de técnicos de mantenimiento (TMA) de Iberia considera "desequilibrado, insuficiente e injusto" el acuerdo alcanzado entre la dirección de la aerolínea y los sindicatos mayoritarios del colectivo de tierra, CC.OO. y UGT, sobre el XX Convenio Colectivo, por lo que ha decidido no suscribirlo y organizar un referéndum entre sus afiliados.

En un comunicado, Asetma mostró su rechazo al nuevo ordenamiento laboral del colectivo que incluye el acuerdo con el que, asegura, la compañía pretende alcanzar una "polivalencia absoluta" con las mejores prácticas del sector pero con "unas remuneraciones claramente por debajo" del sector en talleres, motores y componentes de aviones.

El sindicato asegura que este nuevo ordenamiento implica conlleva un aumento de responsabilidad en la realización de los trabajos por parte de los TMA, con la contrapartida de "una limitación de los niveles de progresión" del colectivo y una reducción de la expectativa de pluses asociados para el personal más antiguo.

El acuerdo pactado entre Iberia y CC.OO. y UGT, contempla mantener la rebaja salarial del 7% al colectivo --dejando sin efecto el recorte adicional del 4% cuando entren en vigor las medidas de productividad pactadas--, la congelación salarial hasta 2015, un nuevo cómputo de antigüedad y topes de progresión, nuevo ordenamiento laboral y un ERE voluntario, que incluirá prejubilaciones, recolocaciones diferidas y bajas incentivadas.

CRÍTICAS AL NUEVO ORDENAMIENTO PROFESIONAL.

Dentro del nuevo ordenamiento laboral, el principal escollo para que Asetma apoye el acuerdo, el sindicato critica que no queden claros los requisitos de entrada en cada áreas de trabajo, ni la formación básica necesaria en cada caso, con el riesgo de la desprofesionalización de todos los TMA.

Asimismo, argumenta que no se establecen criterios objetivos claros para progresar en niveles de competencia quedando esta progresión a la decisión discrecional de la dirección, con una adscripción provisional a 30 días de la firma del acuerdo y una definitiva a finales de 2014, revisable cada año.

Además, considera que medidas como la posibilidad de programación de cuatro días por encima de los 214 para luego devolver las cuatro libranzas "a discreción de la empresa" o la desprogramación de hasta cinco días libres con un preaviso de 10 días o 48 horas de forma excepcional otorgan a Iberia un margen de "enorme productividad".

Como medida positiva, valoran el compromiso del paso a fijo del personal relevista de mantenimiento y el adelanto de la jubilación de los TMA previstos para 2015.

Para leer más