Antena 3 estrena 'A Fondo: Zona Cero'

Actualizado 15/04/2009 0:02:04 CET

MADRID, 14 Abr. (OTR/PRESS) -

Un equipo especial de periodistas dedicados al seguimiento informativo, a la elaboración de reportajes y entrevistas, son los componentes de 'A Fondo: Zona Cero', el nuevo programa de actualidad que Antena 3 estrena este miércoles después de la segunda edición del informativo.

La primera entrega del programa trata 'La historia de Mirela', una niña rumana cuenta en primera persona como funciona el entramado de los niños rumanos en España: como llegan a nuestro país, como se falsifican sus documentos y como organizan sus actividades de hurto.

Lo que primará en el nuevo espacio semanal será el reporterismo, que ha caracterizado las emisiones de 'A Fondo' diarias, emitidas dentro de los informativos. El primer reportaje de 'A Fondo: Zona Cero', cuenta la historia de una niña rumana en España. Coincidiendo con el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil, el próximo jueves 16 de abril, 'A Fondo' relatará la historia de Mirela: habla por primera vez ante un medio de comunicación y denuncia la explotación que sufren cientos de niños rumanos a manos de sus padres, familiares y otros adultos rumanos que organizan su labor de hurto y mendicidad en nuestro país.

El reportaje, que se emitirá en dos partes, cuenta además con un testimonio de excepción, el de una persona establecida en uno de los asentamientos rumanos que participa en la organización de los niños ladrones. Además, se explicará, con detalle, como llegan los niños a España, como se falsifican sus documentos, como se distribuyen en las comunidades rumanas y como se les impide asistir al colegio. Mireia, comentará como es un día de 'trabajo', como se organiza la distribución de niños en Madrid y como se recoge el dinero cada jornada.

La segunda parte del reportaje, que se emitirá el próximo miércoles 22 de abril, desvelará algunos aspectos desconocidos de la vida de los jóvenes rumanos, que al cumplir 14 años ya no pueden dedicarse a la mendicidad y al robo, que regresan a su país o simplemente desaparecen del mercado delictivo nacional.