Actualizado 28/11/2017 19:47 CET

Así es Arde Madrid, la serie en blanco y negro de Paco León sobre los criados de Ava Gardner

ARDE MADRID
MOVISTAR+

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Se trata de la primera serie rodada en blanco y negro en una televisión de pago de nuestro país; un viaje a la España de los 60 desde el punto de vista de unos criados muy particulares, los de la estrella de Hollywood Ava Gardner. Así de atrevida es la nueva apuesta de Movistar+ por la ficción que cuenta con Paco León como director. Una comedia que, según el cineasta, abordará el género "no solo desde temas frívolos y divertidos, sino para hablar también de la dictadura, la liberación de la mujer, el analfabetismo sexual y, sobre todo, las diferentes maneras de ver la vida".

Para sacar adelante este reto, el director sevillano, quien también ejerce como guionista junto a Ana Rodríguez Costa, cuenta con un elenco encabezado por Inma Cuesta, Anna Castillo y Julián Villagrán, que darán vida a parte del servicio. El propio Paco León encarnará al chófer, mientras que la actriz elegida para dar vida a Ava Gardner todavía no ha sido desvelada, si bien se da por seguro que será una intérprete americana.

Por otra parte, tal y como se encargaron de confirmar los creadores, el rodaje estará repleto de exteriores y no faltarán lugares icónicos como el famoso Chicote de Gran Vía, punto de reunión habitual para el 'show business' de la época. Las grabaciones darán comienzo el próximo mes de enero.

La primera temporada, compuesta por ocho episodios, narrará la confluencia de dos realidades muy diferentes bajo un mismo techo. La protagonista no será Ava Gardner, sino su criada Ana Mari (Cuesta). Por eso, León remarca que este proyecto "no se trata de un biopic", si no que narrará esa época y el ambiente que rodeaba de Ava desde la perspectiva de su servicio, hasta tal punto que "no vemos ni oímos nada que ellos no vean", señala el director.

"Queríamos hacer alta comedia en el sentido de que tuviera un alto contenido de glamour y de verdad a la vez; no un glamour encorsetado o falso, sino el glamour que tiene la realidad con las joyas y las pieles tiradas por el suelo", explica Paco León sobre el estrato más elevado de esta sociedad bipolar. En contraposición, tal como señala Ana Rodríguez Costa, "aquí la gente humilde pasaba hambre y era ignorante de muchas cosas que pasaban en el mundo".

Según Paco León, lo que se cuenta en la primera entrega de la serie "pasa prácticamente en quince días". Una dosis de realidad concentrada con acontecimientos tan históricos de por medio como el bautizo de Antonio Flores, la muerte de Hemingway o el casamiento del general Perón, vecino de debajo de Ava Gardner y a quien, se rumorea, la diva no dejaba dormir por las noches.

UNA FIGURA INCOMPARABLE

Considerado uno de los directores patrios mejor valorados del momento, Paco León regresa así a la pequeña pantalla tras éxitos como Carmina o revienta, Carmina y amén o la más reciente Kiki, el amor se hace. Y lo hace para abordar la figura de una mujer que "se lo bebió todo, se lo folló todo y se lo metió todo", apunta jocoso el cineasta durante el encuentro con la prensa celebrado en el 'tablao' flamenco Villa Rosa de Madrid.

"Ahí, en esa barra, dicen que Ava se subió, se bajó las bragas y se puso a mear delante de todo el mundo", explica Paco aprovechando la coyuntura. "Los presentes recuerdan que, incluso así, parecía una diosa". Una anécdota que sirve, a su juicio, para entender el "huracán que supuso esta mujer en medio de la dictadura franquista, un símbolo de modernidad y que una actuaba como un hombre en todos los sentidos; parecía una marciana", sentencia León. Rodríguez Costa va más allá: "Era una mujer que tomaba decisiones vitales, algo que las mujeres de la España de entonces no podían hacer porque todas estaban sujetas a un hombre".

En cuanto a próximas temporadas, tanto Movistar+ como el lado creativo parecen dispuestos a dar rienda suelta a esta historia de contrastes. "Es un contexto maravilloso para hacer una serie de varias temporadas", apunta León, seguro de la continuidad y con una línea argumental ya pensada para próximos capítulos.