Detectados 9.700 alumnos andaluces con altas capacidades gracias al nuevo protocolo sistematizado

Actualizado 03/12/2017 22:09:27 CET

SEVILLA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma andaluza cuenta con un total de 9.694 alumnos con altas capacidades intelectuales detectados, según los últimos datos que maneja la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía; al comparar con los datos de cursos anteriores, se observa el incremento en la detección de este alumnado tras la puesta en marcha de un protocolo sistematizado desde el curso 2011-2013, lo que ha facilitado su visibilización.

Los datos facilitados a Europa Press por la Consejería establecen que, de los detectados, el 59 por ciento de los alumnos presentan sobredotación intelectual, el 28 por ciento talentos complejos y el 13 por ciento talentos simples.

Y es que a partir de la puesta en marcha en el 2011 del Plan de Altas Capacidades Intelectuales, Educación adopta una visión más amplia de las altas capacidades intelectuales recogiendo no sólo al alumnado con sobredotación, sino también al que tiene talento. Por tanto, el alumnado con altas capacidades engloba al alumnado con sobredotación intelectual --que destaca en todas las capacidades cognitivas y aptitudes, incluyendo la creatividad--, al alumnado con talentos complejos --que destaca en varias aptitudes-- y al alumnado con talentos simples --que destaca en una aptitud o competencia en un ámbito específico--.

El protocolo se viene aplicando de forma regular y sistemática. En este procedimiento se aplican cuestionarios a todo el alumnado, sin esperar a que un niño destaque por algo en concreto: se debe tener en cuenta que las altas capacidades intelectuales y el alto rendimiento curricular no tienen siempre por qué ir parejos.

Este sistema se administra de forma generalizada a todo el alumnado de Educación Infantil de cinco años, así como al alumnado de 6º de Primaria --en ambos casos se hace en el tercer trimestre, con el objetivo de que todo el desarrollo del procedimiento se realice en los primeros meses del curso siguiente: es decir, en 1º de Primaria y 1º de la ESO--.

NORMALIZACIÓN E INCLUSIÓN

El protocolo se concibe como un proceso generalizado, pero ello no implica que ésta sea la única forma de detección de las altas capacidades. Un alumno que, en cualquier momento de su escolarización, destacase por alguna aptitud o se sospechase que su desarrollo intelectual pudiera ser superior a lo esperable por su edad podría iniciar el procedimiento habitual de evaluación psicopedagógica, que no pretende categorizar al alumnado poniéndole una etiqueta, sino que la finalidad última de esta evaluación es determinar las necesidades educativas que el alumno presenta y organizar la intervención educativa que de respuesta a sus necesidades.

Una vez detectada la alta capacidad intelectual en el alumno, la administración educativa parte de los principios de normalización e inclusión en la atención educativa del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo derivadas de altas capacidades intelectuales. En esta línea, el sistema se basa en dos planteamientos esenciales en la respuesta a este colectivo: la escolarización en centros ordinarios y la articulación de fórmulas organizativas y curriculares que den respuesta a sus necesidades educativas específicas.

La propuesta de atención educativa se recoge en su informe de evaluación psicopedagógica, que contempla el conjunto de medidas tanto generales como específicas, así como los recursos generales y específicos necesarios.

Las medidas de carácter general podrán concretarse en estrategias específicas de enseñanza-aprendizaje tales como adecuación de la metodología --trabajo cooperativo, trabajo por proyectos de investigación, actividades que posibiliten aprendizajes más extensos, actividades interdisciplinares, actividades de libre elección--, puesta en marcha de modelos organizativos flexibles y adecuación de recursos y materiales y/o en los procedimientos de evaluación. La aplicación de las medidas de carácter general se llevará a cabo por el equipo docente con el asesoramiento del equipo de orientación de centro o del departamento de orientación.

La atención educativa diferente a la ordinaria del alumnado con altas capacidades intelectuales consistirá en la aplicación de alguna o algunas de las siguientes medidas: programas de enriquecimiento curricular, adaptaciones curriculares para este alumnado, programas específicos y flexibilización del periodo de escolarización.

Por su parte, los padres, madres, tutores o guardadores legales recibirán asesoramiento individualizado, así como la información necesaria que les ayude en la educación de sus hijos, y participarán en las decisiones que afecten a su escolarización y a los procesos educativos.

SUBVENCIONES AL PROFESORADO

Para realizar tareas más especializadas de las de un docente ordinario se cuenta con profesorado de pedagogía terapéutica y con orientadores en los equipos de orientación educativa y en los departamentos de orientación. Asimismo, cada provincia dispone de un orientador especialista en altas capacidades intelectuales que realiza tareas de asesoramiento e intervención en relación con este alumnado, y en cada Delegación Territorial existe la figura del docente especialista en la atención al alumnado con altas capacidades intelectuales para el desarrollo de programas de enriquecimiento.

Asimismo, la Consejería de Educación proporciona subvenciones al profesorado para la elaboración de materiales curriculares en el ámbito de las altas capacidades intelectuales y apoya la labor de las asociaciones representativas de este alumnado para el desarrollo de actuaciones concretas dentro de la convocatoria de ayuda económicas para financiar actividades extraescolares organizadas por las federaciones y confederaciones de asociaciones de padres y madres del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, asociadas a sus capacidades personales.

Con respecto a las perspectivas de futuro, por último, la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa ha evaluado los cuestionarios que se utilizan en el procedimiento de detección y se han diseñados nuevos cuestionarios con las propuestas de mejoras indicadas por esta agencia que mejorarán el procedimiento de detección de este alumnado.