La ex edil socialista María José Lara será juzgada este jueves por unas oposiciones

Actualizado 14/10/2010 8:04:37 CET

CÓRDOBA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ex concejala de Lucena (Córdoba) María José Lara será juzgada este jueves por un delito de violación de secretos después de que, supuestamente, pasara a una conocida las preguntas y respuestas de un examen de oposición para un puesto de Técnico de Turismo.

Según la calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso Europa Press, en octubre de 2007, la procesada ocupaba el cargo de segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento de Lucena (Córdoba) y concejal de Turismo. Por su parte, la otra acusada, E.G.M. trabajaba como Técnico de Turismo, sin plaza.

El ministerio público señala en su escrito de acusación que a las 12,00 horas del día 2 de octubre de 2007, iba a tener lugar en el Ayuntamiento de Lucena la celebración del primer ejercicio relativo al concurso de oposición para la provisión en propiedad de una plaza de Técnico de Turismo para dicho Ayuntamiento, para la que se presentaron un total de ocho opositores, entre los que se encontraba la acusada E.G.M., formando parte del tribunal calificador, como vocal, la ex edil María José Lara.

Supuestamente el mismo día del examen y momentos antes de la hora del comienzo, el tribunal calificador se reunió en la sala de concejales del Ayuntamiento para elaborar el examen, compuesto por 80 preguntas tipo test. Sobre las 11,30 horas, la acusada E.G.M., mientras esperaba a que diera comienzo el ejercicio, había salido con otros dos opositores a la puerta a fumarse un cigarro.

La ex concejala, que, según la Fiscalía, ya disponía de las preguntas del examen, tal y como previamente había acordado con E.G.M., la llamó por teléfono para comunicarle las preguntas y respuestas que conformaban el examen, pero ella, por olvido, tenía el móvil apagado. Entonces, María José Lara se asomó hacia el lugar donde estaba y le hizo gestos con los brazos para avisarla, no percatándose de ello la otra encartada, añade el escrito.

De este modo, la ex edil presuntamente pidió a una persona que trabajaba en el departamento de Presidencia del Ayuntamiento que bajara y le dijera a E.G.M. que encendiera su teléfono móvil, siendo presenciado esto por otra opositora.

La acusada E.G.M. rápidamente se dirigió hacia los servicios situados en la planta baja del Ayuntamiento, conectó su teléfono y se puso en contacto con la ex concejala, quien le fue dictando las preguntas y respuestas del examen, repitiéndolas E.G.M. en voz alta, siempre según la calificación del ministerio fiscal. Esto fue escuchado por una de las opositoras y otros compañeros que se acercaron a los servicios, por lo que inmediatamente lo pusieron en conocimiento de los miembros del tribunal, quienes, sin comprobar la llamada que había recibido E.G.M., decidieron que el examen se hacía y que con posterioridad presentaran las reclamaciones pertinentes.

El examen se realizó y E.G.M., al haberle proporcionado la ex edil las preguntas y respuestas del mismo, obtuvo la máxima puntuación. A consecuencia de ello, por decreto del Ayuntamiento de Lucena de fecha 23 de enero de 2008, E.G.M. fue nombrada como funcionaria de carrera para ocupar, en propiedad, la plaza de técnico de turismo.

Por estos hechos, el fiscal pide para María José Lara dos años de cárcel con la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena e inhabilitación especial para empleo o cargo público durante cuatro años.

Para la procesada E.G.M., solicita tres años y medio de cárcel, con la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. El juicio se celebrará este jueves en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba.