Felipe González conmemora los 25 años de AVE y llama a seguir avanzando en el "mejor instrumento a nuestra disposición"

Publicado 21/04/2017 12:11:31CET

SEVILLA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno Felipe González se ha unido este viernes a la celebración y conmemoración de los 25 años de la alta velocidad en España y ha instado a "no parar la bicicleta y seguir pedaleando" para avanzar en el ferrocarril, "el mejor instrumento que tenemos a nuestra disposición". "Vamos a descongestionar parte de nuestra agresión al medio ambiente si mejoramos el ferrocarril", ha subrayado.

Así lo ha señalado durante su intervención en un acto de la Cadena Ser para conmemorar el XXV aniversario del AVE en España, celebrado en el Real Alcázar de Sevilla, donde también ha participado la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y que clausurará el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

"La inmensa mayoría celebra el 25 aniversario de la llegada del AVE a Sevilla y yo quiero ayudar a conmemorarlo. Hay que saber de dónde venimos para saber a dónde vamos", ha señalado González, quien ha reclamado la conmemoración de este avance "en un país con tan poca memoria histórica".

En este sentido, el socialista ha señalado que "no se debe olvidar el transfondo histórico" de los progresos. "Si olvidamos lo ocurrido en 30 años, ¿cómo no vamos a perder la memoria de dónde venimos? No podemos ir a ninguna parte sin saber de dónde se viene y para esto hay que superar una visión sectaria y dejar de ser demasiado localista", ha sugerido.

Tras recordar algunas de las "batallas" en las que tuvo que "luchar" entonces como presidente del Gobierno, como los problemas en el soterramiento de las vías a su paso por Córdoba o la petición de que el AVE llegara en Sevilla a la antigua estación ferroviaria, junto al puente de Triana, a lo que se negó, el expresidente del Gobierno ha llamado la atención sobre el periodo de crisis que atravesaba en aquellos años España. "Fueron diez años en crisis, como la de ahora. El primer shock del petróleo, el segundo y hasta el 85 no se revertió la posibilidad de crecimiento. Esto junto a un esfuerzo de modernización y de acercamiento a Europa y América Latina", ha afirmado.

El presidente, que ha recordado algunas de las críticas que recibió entonces y que ha reconocido que "alguna sigue habiendo", ha afirmado que "los elementos esenciales siguen siendo los mismos: el capital físico, el capital humano y la cohesión social". "Este es el triángulo", ha subrayado. En este sentido, ha destacado el "enorme esfuerzo" realizado por capitalizar físicamente el país como "nunca antes en 40 años".

En este punto, González ha hecho hincapié en la labor del político, quienes además de "ir sorteando la mina que le puede volar, debe mirar al horizonte para ver que los ciudadanos están más allá y necesitan prestaciones y servicios". "El ciudadano no tiene la obligación de pensar en diez años vista, pero el gobernante sí tiene la obligación de, cuando da un paso, pensar cuáles son los diez pasos siguientes para desarrollarlo".

Al hilo de esto, ha indicado que "no todas las infraestructuras han sido adecuadas", pues "en algunas se ha excedido". No obstante, ha señalado el aeropuerto de Málaga como uno de los más rentables a nivel nacional y ha criticado los retrasos en infraestructuras que "cuando se inauguran llegan con diez años de atraso respecto a la capacidad que deberían tener".

En cuanto al capital humano, el expresidente ha recordado como en 1996 España era "el país que más progresó en la OCDE", aunque "no hubo milagro" sino la puesta en marcha del sistema nacional de salud con acceso universal y el acceso universal a la educación. "No era un ingreso directo, sino indirecto, que liberaba a las familias de mi generación de la angustia de que una enfermedad te hiciera vender lo que tenías en el campo", ha explicado.

En este campo, ha llamado a "entrenar" a los jóvenes para generar valor añadido a los conocimiento que le sean transmitidos. "La educación sirve para que la persona se sienta segura para enfrentar la vida y la gran paradoja de nuestro tiempo es que tenemos que entrenar a la gente joven para que sepan que los cambios producen incertidumbre y se tienen que adaptar", ha apuntado.

En cuanto a la cohesión social, afectada por cómo se reparte la riqueza en el país, González ha llamado la atención sobre el "desafío" de poner la economía al servicio de los ciudadanos. Por último, ha advertido de que, "por definición", la política es "siempre una obra inacabada y, por tanto, plantea retos y desafíos", donde la obligación del político es "enfrentar, explicar y ganar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies