Un inspector estudia denunciar a Salud por apartarle de un caso de incumplimiento de la ley antitabaco

Actualizado 29/06/2013 13:05:49 CET

La asociación 'nofumadores.org' alerta de la "ineficacia" de la administración en estos temas y pide a las fuerzas de seguridad que "hagan su trabajo"

GRANADA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un inspector de Salud está estudiando denunciar ante los tribunales a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Granada por apartarle de un caso de incumplimiento de la ley antitabaco en un establecimiento hostelero de Cogollos Vega (Granada), lo que considera que podría enmarcarse en un posible delito de prevaricación.

Según ha explicado a Europa Press el inspector, Bernardino García, la Delegación ha llegado a nombrar como instructor del expediente a un familiar directo de los propietarios del restaurante denunciado, si bien después rectificó, aunque ha trasladado el asunto al Ayuntamiento de la localidad para que sea esta corporación local la que decida al respecto "cuando no tiene la competencia para ello".

El inspector, según la documentación a la que ha tenido acceso Europa Press, levantó acta al detectar el pasado 1 de noviembre de 2012, a las 19,40 horas, a dos personas fumando en el interior del restaurante Catacena, en Cogollos Vega, lo que podría conllevar una multa de entre 601 y 10.000 euros si la sanción de la ley antitabaco se considera grave. Sin embargo, el Ayuntamiento de Cogollos Vega pidió a la Delegación hacerse cargo del expediente y nombró como instructor del procedimiento sancionador al concejal de Medio Ambiente, familia de los propietarios del local, según sostiene el inspector, si bien después fue designada otra persona.

Ante esa situación, García presentó un escrito el pasado 12 de marzo de 2013 ante la Delegación en el que solicitaba copia del expediente del procedimiento, en tanto que fue él quien inició el proceso como inspector del Servicio Andaluz de Salud, labor que lleva ejerciendo durante 35 años. Después de que un funcionario de la Delegación le contestara "oralmente" que no era parte interesada, el inspector se dirigió también a la Consejería, ante la que justifica en otro documento su interés en el proceso y le pide que "tome las medidas oportunas" para que le sea entregada toda la documentación que requiere al respecto.

García ha informado del asunto también a la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, y en abril de 2013 le instó por escrito a iniciar un expediente disciplinario al secretario general del Ayuntamiento por no alertar de la ilegalidad de situar como instructor de ese expediente a un familiar de los afectados.

El inspector, que es además miembro activo de la asociación 'nofumadores.org', cree que la "única razón" por la que se le está apartando es que la Delegación no quiere que se multe al restaurante en cuestión, aunque desconoce los motivos. "Nosotros los inspectores nos jugamos el tipo yendo a restaurantes a vigilar que la gente no fume, que los propietarios cumplan la ley, para que ahora, por una decisión política, se incumpla la ley flagrantemente", ha señalado.

El coordinador regional de la asociación de 'nofumadores.org', Ubaldo Cuadrado, ha mostrado su preocupación por la "ineficacia" de la administración en el control de este tipo de asuntos, y le ha reprochado que no facilite los expedientes de los incumplimientos de la ley, para que se pueda hacer un "seguimiento" de los mismos. Además, ha pedido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que "hagan su trabajo" en la vigilancia de los establecimientos hosteleros y velen por la ley antitabaco, fundamentalmente en los pueblos más pequeños, donde los incumplimientos son "más frecuentes".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies