Junta agradece su trabajo a más de 1.000 profesionales participantes en la estrategia de formación del sistema sanitario

La consejera de Salud, Marina Álvarez, en comisión parlamentaria
CONSEJERÍA DE SALUD
Publicado 01/03/2018 13:54:50CET

La consejera ha detallado en el Parlamento los avances en este proyecto participativo desde su presentación el pasado mes de diciembre

SEVILLA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, Marina Álvarez ha agradecido públicamente este jueves en el seno de la comisión parlamentaria "la ilusión y el trabajo" de los más de 1.000 profesionales --de la sanidad pública andaluza, de universidades y administración educativa, de otras instituciones y organizaciones como sociedades científicas, colegios profesionales, organizaciones sindicales, o proveedores de formación-- que, de una manera directa y activa, han participado en la elaboración de la Estrategia de formación profesional del sistema sanitario público de Andalucía.

La consejera ha reseñado que, desde el primer momento, la estrategia ha presentado un carácter eminentemente participativo que ha permitido a los profesionales trasladar e incorporar su visión, sus necesidades y sus expectativas en el proceso de elaboración, para el cual se han celebrado foros en todas las provincias y se ha utilizado una 'metodología de consenso'. Asimismo, ha asegurado que esta participación no va a quedar solo en la fase de elaboración sino que va a continuar durante el desarrollo y la evaluación de la estrategia.

Al hilo de ello, Álvarez ha enfatizado que este proyecto "participativo y trasparente" va a tener un importante impacto positivo en la satisfacción de los equipos profesionales, en la calidad de la atención y en el alcance de las políticas sanitarias, lo que redundará en mejores resultados en salud de la población. Ha justificado esta idea en que los sistemas de asistencia sanitaria que mejor atienden las necesidades ciudadanas "son aquellos que han construido una cultura organizacional que promueve la mejora y la excelencia de sus profesionales".

En esta línea ha puesto en valor que "los profesionales son el elemento esencial de una organización como el sistema sanitario público de Andalucía, que tiene la misión de proteger la salud de la ciudadanía andaluza, y que cada día, en cada puesto de trabajo, dan lo mejor de sí mismos con compromiso y dedicación a la sanidad pública".

Junto a ello, ha considerado que la formación debe ser la herramienta que articule todos los elementos que intervienen en un desarrollo profesional que persiga la calidad y la mejora continua, como son la gestión clínica, la gestión por competencias, la acreditación y la carrera profesional. Asimismo, esta formación debe ejercer de mecanismo motivador, ser innovadora "respondiendo a las nuevas formas de relación y tecnologías", y permitir a los profesionales adquirir las competencias necesarias para responder a los retos actuales y futuros que presenta la sanidad y la sociedad.

Álvarez ha manifestado también que supone una "gran responsabilidad" desarrollar una formación de calidad en un sistema sanitario que cuenta con casi 100.000 profesionales de todos los ámbitos profesionales; en el que se forman 4.500 especialistas en ciencias de la salud de 52 especialidades; que participa activamente, en colaboración con las Universidades, en la formación práctico clínica de un alumnado de grado de más de 16.000 jóvenes; y que colabora también con la administración educativa en la formación de más de 4.000 estudiantes de formación profesional en la rama sanitaria y cerca de 4.500 especialistas en formación en ciencias de la salud

La consejera se ha referido a la capacidad integradora de la estrategia, que contempla las diferentes etapas formativas como son la formación de grado, posgrado, la formación especializada, formación profesional y la formación continuada dirigida a actualizar y mejorar las competencias de los profesionales del sistema sanitario público de Andalucía. Todo ello en un marco de alianzas con las universidades y la administración educativa.

Esta estrategia dota al sistema sanitario público de Andalucía de un instrumento que dirige las políticas de formación de los profesionales de la salud de modo estructurado hacia un horizonte definido", ha opinado la consejera, asegurando que desde su departamento se ha entendido "la necesidad de realizar una reflexión profunda mirando hacia el horizonte que se presenta en el futuro a medio y largo plazo, que permita identificar el tipo de profesional que requerirá el sistema sanitario público del siglo XXI para dar respuesta a las necesidades de salud de la ciudadanía y a las expectativas de los propios profesionales".

En este ámbito, existe la necesidad de definir las competencias y capacidades que han de tener los profesionales del sistema sanitario frente a los retos que suponen la cronicidad, el cambio de patrón epidemiológico, el envejecimiento de la población, los avances de la tecnología o el empoderamiento de los pacientes y el papel del autocuidado y, con ello, los procesos de formación que deben impulsarse para facilitar su adquisición.

Otro aspecto que ha resaltado de la estrategia es la gestión del conocimiento de una organización compuesta por casi 100.000 profesionales que cada día genera conocimiento y oportunidades de formación, por lo que ha de contar con "un sistema organizado que permita identificar, diseminar y difundir el conocimiento generado así como evaluar su transferencia a la práctica clínica".

Junto a ello, ha destacado los elementos de transparencia y rendición de cuentas presentes en esta estrategia que está compuesta por cinco líneas estratégicas y 125 líneas de acción, con evaluación continua y establecimiento de metas anuales. Con objetivos definidos a alcanzar en el tiempo e indicadores de seguimiento para su evaluación y que incorpora el impacto en salud como criterio de evaluación de las acciones formativas.

AVANCES

Marina Álvarez ha detallado durante su intervención los avances que se han registrado en el marco de esta Estrategia de formación del sistema sanitario público de Andalucía desde que se presentó el pasado día 18 de diciembre a nivel regional, y durante los meses de enero y febrero a nivel provincial, con el objetivo de darla a conocer al mayor número de profesionales, responsables de unidades de formación y responsables de unidades de gestión clínica.

En este sentido, la responsable de la sanidad pública andaluza ha concretado que en este periodo se ha ultimado la implantación de la aplicación informática G-Forma en todas las provincias. Se trata de una aplicación para gestión de la formación continuada, que permite conocer la oferta formativa del sistema sanitario público de Andalucía desde cualquier punto de la organización y automatizar gran parte de los procedimientos administrativos ligados a las actividades de formación continuada, facilitando así el trabajo de las unidades de formación.

Asimismo, se ha avanzado en la herramienta Detecta-T, de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, que facilitará la identificación de necesidades y elaboración de los planes autonómicos de formación.

Albert Rivera

Albert Rivera

Presidente de Ciudadanos

21/09/2018

Patrocinado por