Junta destaca que destina 94 millones a comedores escolares y niega "una política en contra" de la gestión por las AMPA

Comedores escolares
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 16/05/2018 15:26:07CET

Gaya señala en el Parlamento que la contratación del servicio se ajusta a los principios de libertad de acceso, publicidad y transparencia

SEVILLA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación destina este curso 2017/18 alrededor de 94 millones de euros al servicio de comedor escolar que permite que cada día más de 190.000 alumnos andaluzas reciban el almuerzo en su colegio, con unos "elevados" estándares de calidad nutricional, según ha informado la consejera Sonia Gaya en el Parlamento, quien ha añadido que "no hay ninguna política en contra de que las AMPA gestionen este servicio".

La titular de Educación ha destacado, además, que este servicio complementario, está bonificado en función de la renta de las familias, lo que supone "un respaldo económico muy importante". De hecho, en torno a la mitad del alumnado beneficiario cuenta con gratuidad total.

El servicio de comedor escolar, medida de apoyo a las familias, se presta en 1.939 centros educativos públicos, de los cuales más de 1.300 son gestionados a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación mediante licitaciones públicas, y el resto son comedores de gestión directa de la Consejería de Educación.

El comedor escolar se ofrece a un precio público que se ha mantenido invariable desde 2009 hasta el curso pasado, en que se redujo de 4,50 a 4,38 euros diarios. Sobre esta cuantía, y en función de la renta familiar, se aplican descuentos de entre el diez y el cien por cien del precio total.

Además de las familias con mayores dificultades económicas, también se benefician del comedor escolar gratuito los alumnos que tienen que salir fuera de su localidad de residencia para asistir a su centro docente, así como aquellos que, por motivos familiares, estén en situación de problemática social extrema o riego de inclusión, entre los que se incluyen los hijos de mujeres víctimas de violencia de género.

Respecto a los menús, Gaya ha informado de que siguen todas las recomendaciones sanitarias en cuanto a alimentación saludable. De esta manera, promueven una alimentación completa y equilibrada que se caracteriza por la presencia diaria de verdura y fruta fresca, el uso de aceite de oliva virgen extra, una mayor proporción de pescado que de carne, que debe ser magra, la limitación de los precocinados y los fritos y la apuesta por la dieta mediterránea y los productos ecológicos.

La consejera también se ha referido a los productos ecológicos y ha subrayado que la Junta se encuentra a la vanguardia en España en el impulso al consumo de este tipo de productos en los comedores escolares. Así, desde el año 2009 se incluyen en los pliegos de contratación criterios que prima la incorporación de productos ecológicos en los menús. En el curso pasado, los escolares andaluces consumieron casi cuatro millones de kilos de alimentos ecológicos, lo que supone haber multiplicado por 12 el consumo de estos productos en las escuelas andaluzas desde que se inició el programa.

Además, en los pliegos de prescripciones técnicas que rigen en los contratos del servicio de comedor se establece la obligatoriedad de que las empresas concesionarias ofrezcan menús adaptados a las alergias y a las intolerancias que presenta el alumnado, siempre con prescripción médica.

Sobre a las actuaciones en materia de contratación de este servicio, la consejera ha explicado que se establecen garantizando que se ajustan a los principios de libertad de acceso a las licitaciones, publicidad y transparencia de los procedimientos, y de no discriminación e igualdad de trato entre los candidatos.

Actualmente, Gaya ha afirmado que existen posibilidades reales de acceso a las licitaciones por parte de asociaciones, cooperativas o cualquier tipo de entidad que acredite la solvencia económica, financiera y técnica o profesional.

En este sentido, ha subrayado que la formalización de convenios con las AMPAS u otras entidades para la prestación de este servicio "no es posible porque así se lo ha señalado la Intervención General de la Junta de Andalucía en los sucesivos Informes definitivos de Cumplimiento emitidos desde el año 2005". "Esta es la razón por la cual se ha llevado a cabo una progresiva disminución de estos convenios hasta su desaparición", ha afirmado.

En estos momentos, los servicios de comedor del próximo curso 2018/19 se encuentran en proceso de adjudicación y la Agencia Pública de Educación está valorando las ofertas recibidas, y ha añadido que "no hay ninguna política en contra de que las AMPA gestionen los comedores escolares".

Durante su intervención, la consejera se ha referido al caso de Granada como a los de Almería y ha afirmado que "el servicio de comedor escolar va a seguir funcionando de la misma forma y se va a continuar cocinando diariamente en los propios centros, ya que se han licitado en la modalidad de cocina 'in situ'". Por lo tanto, el servicio de comedor se continuará prestando con normalidad y cumpliendo los parámetros establecidos, los mismos que hasta ahora.

PP PIDE DIÁLOGO CON LAS AMPA

La popular Carmen Céspedes ha pedido diálogo con las AMPA y pide a la Junta "saber cuál será su modelo en este servicio complementario". Además, apuesta por "invertir la tendencia y definir este modelo", asegura que para la gestión directa de este servicio "hace falta una nueva RPT", pone en valor la calidad de los alimentos que se sirven y defiende la autogestión de las AMPA "como un buen modelo". "Si esto es así no podemos decir que sean las normas las que impiden que lo pongamos en práctica", subraya.

Desde Podemos Jesús de Manuel afirma que los comedores escolares "no son un servicio más, primero porque de ellos depende la salud de nuestros niños y porque forman parte del propio proceso educativo", y asegura que la Junta "podría haber mantenido el modelo de gestión directa, las cocinas y haber promovido modelos de autogestión por parte de las AMPA". Pero, añade, "han hecho lo contrario" y afirma que "quitaron el convenio a las AMPA con la excusa de que la ley no lo permitía y luego siguió el acoso hasta el golpe definitivo en la última convocatoria".

Desde Ciudadanos Marte Escrivá apuesta por prestar un servicio de "mayor calidad" y recuerda que para ello hace dos años el Parlamento aprobó una propuesta de su partido con diez puntos, entre ellos, "promocionar la gestión directa, lotes más pequeños, que los menús incluyan no solo la exigencia de productos ecológicos sino también de origen local, aumentar los centros con cocina propia y aumentar las inspecciones". "Cuando esto se aprobó no era consejera, pero ha tenido un año para resolver la asignaturas pendientes y no vemos un esfuerzo para ello", añade.

Por su parte, el diputado de IU Antonio Maíllo ha señalado que su grupo "cuestiona el modelo" y critica "el doble discurso" de "la defensa de un modelo de enseñanza pública y una privatización sutil de los servicios complementarios", por lo que propone "una gran evaluación del sistema educativo sobre el modelo de comedores". Además, lamenta que "hayan eliminado la gestión por parte de la economía social y las AMPA aduciendo informe del interventor dentro de un marco normativo que puede ser modificado", y aboga por "la recuperación de centros donde haya infraestructuras de cocinas" y "a no renunciar a una gestión directa".

La socialista Olga Manzano reconoce que "siempre se puede mejorar" pero muestra "su orgullo por la red de comedores escolares andaluces", una red que, añade, "en otras comunidades ni siquiera existe". "No hay ninguna comunidad con un red tan extensa, que cada año aumenta, ni donde exista un porcentaje tan alto de gratuidad", concluye.

Contador