Manifestantes del SAT serán juzgados en diciembre por el acto reivindicativo en una tienda de Zara

Actualizado 18/11/2012 12:46:01 CET

GRANADA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 1 de Granada acogerá el próximo 20 de diciembre el juicio contra cuatro manifestantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que realizaron un acto reivindicativo en una de las tiendas de la cadena Zara durante la marcha obrera que tuvo lugar el pasado 31 de agosto en la capital granadina.

Se trata de las cuatro personas que fueron identificadas por la Policía Nacional después de que un grupo de manifestantes accediera a la tienda haciéndose pasar por compradores y desplegara una pancarta de grandes dimensiones en uno de los balcones del edificio comercial con el lema 'Zara Explota".

Según ha explicado a Europa Press el abogado del SAT, Antonio Folgoso, a los implicados se les imputa una falta de coacciones, otra de desobediencia y una tercera de alteración del orden público, aunque "los delitos" no se conocerán formalmente hasta la fase final de la vista, al tratarse de un juicio de faltas.

Además, el sindicato cree que se están haciendo investigaciones sobre otros compañeros, concretamente los organizadores formales de la manifestación, por lo que ve "más que probable" que la Subdelegación del Gobierno en Granada les imponga una multa por haberse alterado el itinerario de la marcha que se puso en conocimiento de este organismo. Según los datos que baraja Folgoso, la cuantía de estas sanciones no suelen superar los 602 euros.

Este acto reivindicativo se llevó a cabo en una de las céntricas tiendas de Zara de la capital granadina al paso de la marcha obrera del SAT por esta provincia, con la presencia del diputado de IULV-CA y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, y el portavoz del SAT, Diego Cañamero, tras pasar por Jaén, Córdoba y Cádiz.

Según las informaciones que el sindicato trasladó entonces a los medios de comunicación, un grupo de manifestantes se adelantó al ritmo de la marcha y se introdujo en el establecimiento haciéndose pasar por compradores hasta que pudieron colocar la citada pancarta en contra de la política laboral de la cadena.

El portavoz del SAT, Diego Cañamero, explicó a la multitud que se encontraba junto al edifico que esta acción había sido una forma se "señalar" a uno de "los hombres más ricos del mundo", el cual sin embargo "vive en el país europeo donde más penalidades se está haciendo pasar al pueblo".

Unos pocos minutos después, varios efectivos de la Policía Nacional se colocaron en las puertas del establecimiento, que había cerrado las persianas con la clientela dentro a la espera de que pasara la marcha, y expulsaron a cuatro de los implicados, aunque desde el SAT aseguraron que habían sido unas quince personas las que llegaron a entrar al local, las cuales salieron posteriormente junto al resto de los clientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies