Un incendio en la finca del dolmen de La Pastora aviva las quejas de los conservacionistas

Finca del dolmen de La Pastora.
EUROPA PRESS
Actualizado 12/08/2013 19:34:06 CET

Los colectivos proteccionistas recuerdan que sigue pendiente la expropiación de la finca en la que descansa el monumento megalítico

VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN (SEVILLA), 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un incendio de matorrales declarado la tarde del pasado viernes en la finca Mataherrera, perteneciente a Valencina de la Concepción (Sevilla) y donde descansa el dolmen calcolítico de La Pastora, ha reavivado el debate público en cuanto al estado y destino de este monumento megalítico descubierto en 1860 y declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Aunque el incendio no habría tenido consecuencias sobre el dolmen, las organizaciones conservacionistas lamentan esta "nueva agresión" al monumento y recuerdan que las administraciones llevan años hablando de la expropiación de la finca sin que nada se haga realidad.

En concreto, desde la asociación cultural 'Los Dólmenes. Amigos del Patrimonio Arqueológico del Aljarafe Norte', se rememora la polémica suscitada a comienzos de 2012 como consecuencia del "arado mecánico en profundidad" acometido sobre la finca Mataherrera. Y es que, como señalaba entonces este colectivo proteccionista, se trataba de la segunda ocasión en la que el entorno del dolmen sufría trabajos agrícolas".

LA PROTECCIÓN DEL DOLMEN

Se trataba, según la organización, de un "incumplimiento expreso" de determinados aspectos estipulados por la declaración de Bien de Interés Cultural que pesa sobre el dolmen de La Pastora y su entorno, dado que dicha figura de protección prohíbe "movimientos de tierra de cualquier naturaleza, excepto los directamente relacionados con la investigación arqueológica del yacimiento", así como la "implantación de cultivos cuyo laboreo implique remociones del terreno" o el "paso de maquinaria agrícola".

En ese sentido, la asociación cultural Los Dólmenes considera que el mencionado incendio implica "una nueva agresión en toda regla" a este monumento megalítico que constituye uno de los más importantes legados que las culturas de la Edad del Cobre han dejado en la provincia de Sevilla. La organización celebra que el incendio fuese "rápidamente" sofocado gracias a la intervención de los bomberos, pero reclama a las administraciones, en especial al Ayuntamiento de Valencina de la Concepción, gobernado por Antonio Manuel Suárez (PSOE), y a la Consejería de Cultura, "una actuación más contundente" ante hechos de esta naturaleza. Finalmente, el colectivo lamenta la "deforestación de olivos" acometida en el entorno del dolmen y apuesta por la expropiación como posible vía de solución.

LA HISTÓRICA REIVINDICACIÓN DE LA EXPROPIACIÓN

Eduardo Apellániz, en nombre de la plataforma Valencina Habitable, ha manifestado también a Europa Press que este tipo de incidentes seguirá ocurriendo cíclicamente "si no intervienen las Administraciones", rememorando también la vieja aspiración de que la finca del dolmen de La Pastora sea incorporada al patrimonio público para una mejor protección del monumento.

El dolmen de la Pastora, uno de los máximos iconos del patrimonio histórico de comarca del Aljarafe y cuya antigüedad se remonta a los milenios II o III antes de Cristo como legado de las antiguas culturas de la Edad del Cobre, fue descubierto en 1860 durante la plantación de un viñedo. Se trata de un 'tholos' caracterizado por un corredor de 45,65 metros de longitud y una cámara circular de 2,6 metros de diámetro. Los muros del corredor fueron levantados con mampostería y barro, mientras su cubierta adintelada está formada por grandes losas de arenisca y granito. En el caso de la cámara circular, fue construida con lajas de pizarra reforzadas con relleno de empedrado.

Este monumento megalítico se alza dentro del perímetro de 779,16 hectáreas de los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán declarado como Zona Arqueológica por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Gracias a esta declaración, tanto el área en cuestión como sus activos patrimoniales fueron inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz mediante una declaración de Bien de Interés Cultural unificada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies