CHA subraya que es "inédito" que todo el Gobierno municipal de Zaragoza "esté imputado por prevaricación"

Actualizado 06/07/2018 13:54:19 CET

ZARAGOZA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La concejal del grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de la capital aragonesa, Leticia Crespo, ha destacado que es "inédito" que todo el Gobierno municipal "esté imputado por prevaricación", tras la querella presentada por el exgerente de Ecociudad, Miguel Ángel Portero, contra los nueve miembros del equipo de gobierno por el cambio de estatutos en esta sociedad municipal y por la forma "incorrecta" en la que se le cesó en el cargo.

Miguel Ángel Portero presentó una querella el pasado 7 de junio ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza en la que acusa al alcalde, Pedro Santisteve, y al resto del miembros del Gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) de una supuesta prevaricación administrativa en el cambio de estatutos de Ecociudad derivado de la decisión de cambiar la proporcionalidad de la representación plenaria en los consejos de administración.

Asimismo, se querella por el cese de su cargo como gerente de la sociedad Ecociudad, además de que el nombramiento de su sucesor, Joaquín Lucea, no cumpliría con la exigencias legales, según ha informado este viernes Heraldo de Aragón.

La querella se admitió a trámite el 19 de junio y al día siguiente el Gobierno municipal recibió el auto judicial en el que se le informaba de la denuncia de Portero y se pedía información al Ayuntamiento.

"Veremos como se desarrollan los trámites judiciales, pero lamentamos la situación", ha dicho Leticia Crespo, para añadir que siente "mucha pena por todo lo que está pasando y toca pedir disculpas a los zaragozanos".

Estas disculpas las ha hecho extensivas a quienes han confiando en que votando a ZEC se iban a hacer las cosas de forma diferente, "pero ha sido volver a la vieja política que tanto criticaban".

En rueda de prensa, Crespo ha recordado que ZEC "habla de dimisiones, cuando hay algún indicio de prevaricación" para aseverar que "solo tenían como objetivo" con el cambio de representación en las sociedades municipales del pasado 9 de febrero "cargarse a una persona, cuestionar su profesionalidad y quitarla de su puesto".

"Prevaleció esa actitud pueril y han preferido cargarse a una persona que les resultaba incómoda por cambiar la gestión de una ciudad de 700.000 ciudadanos", ha sintetizado la concejal de CHA.