La Diputación de Teruel presenta un libro sobre la recuperación de 38 obras hidráulicas en 40 municipios de la zona

Actualizado 20/04/2009 20:09:48 CET

CALANDA (TERUEL), 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Teruel (DPT) presentó hoy en Calanda el libro 'Patrimonio Hidráulico del Bajo Aragón turolense: usos históricos del agua', que explica la recuperación de 38 obras hidráulicas en 40 municipios bajoaragoneses. La obra trata sobre el ingenio humano para garantizar el abastecimiento de agua en las poblaciones de esta zona.

Al acto de presentación acudieron el presidente de la Diputación de Teruel, Antonio Arrufat; el alcalde de Calanda, Manuel Royo; y los coordinadores de la publicación, José Antonio Benavente y José Puche.

El libro, que está publicado por la editorial PRAMES se enmarca en el convenio suscrito por el Gobierno de Aragón y la Diputación de Teruel con motivo de la celebración de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008.

El libro, de gran formato, consta de una amplia muestra fotográfica, y permite conocer con detalle la recuperación de 38 obras hidráulicas en 40 municipios, agrupadas por los usos que éstas tuvieron y el contexto histórico y social en el que se crearon.

Los habitantes del Bajo Aragón turolense, históricamente, han puesto en práctica el ingenio humano para frenar la escasez de agua y garantizar el suministro tanto para consumo, como para usos agrícolas, industriales y domésticos.

El sumario de la obra incluye el marco histórico del patrimonio hidráulico bajoaragonés, a partir del cual se presentan los usos que éste ha tenido. El capítulo dedicado a 'Beber y lavar' realiza un amplio recorrido por las fuentes, lavaderos, abrevaderos y pozos de esta ruta bajoaragonesa.

De igual manera ocurre en el caso del almacenaje y regulación que balsas, albercas, cisternas, aljibes, estanques y pesqueras. Asimismo, el libro enseña los sistemas de riego y los usos agrícolas del agua en el Bajo Aragón a través de diversos elementos como presas, diques, azudes, acequias, acueductos, casas de compuertas o almenaras.

El capítulo 'Cruzando cauces' dedica un amplio estudio a los puentes y palancas del Bajo Aragón turolense e 'Ingenios Humanos' a molinos harineros, traperos, fábricas de papel, batanes, martinetes, norias y centrales hidroeléctricas. El último de los usos que describe esta publicación es el de 'Congelar, enfriar, conservar', con un pormenorizado estudio sobre las antiguas neveras, muchas de ellas restauradas y acondicionadas para nuevas actividades culturales o turísticas.

La edición de este libro demuestra que "el mundo bajoaragonés ha sido desde hace milenios un claro exponente de territorio estrechamente vinculado al agua, sus usos y las soluciones para su aprovechamiento", según informan fuentes de la DPT en un comunicado.

RUTA DE OBRAS HIDRÁULICAS

La 'Ruta de obras hidráulicas históricas del Bajo Aragón' incluye la edición de este libro y una guía divulgativa que ya fue presentada en 2008. Así, el objetivo de este proyecto es la creación de una ruta cultural y turística basada en la recuperación, señalización y valorización de las principales obras hidráulicas conservadas en el área bajoaragonesa.

La ruta dispondrá de un Centro de interpretación en Alcañiz. La mayor parte de estas obras se sitúan en lugares y parajes de alto valor ambiental o natural, lo que enriquece el interés de la visita turística. La ruta incluye también las cuencas de los ríos Aguasvivas, Martín, Regallo, Guadalope, Matarraña y Algás con sus correspondientes afluentes.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies