La encuesta sobre el uso de drogas en Secundaria revela un descenso del consumo de cannabis, alcohol y tabaco

Beber y fumar
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SRDJAN RANDJELOVIC
Publicado 03/04/2018 18:15:24CET

OVIEDO, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consumo de drogas entre niños y adolescentes se ha reducido en Asturias en los dos últimos años, aunque también ha descendido la edad en la que comienzan a usarlas, que ahora se sitúa en torno a los 14 años e incluso antes en el caso del alcohol, la sustancia con la que primero se experimenta.

Así se recoge en la última Encuesta sobre el uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España (Estudes), cuyos datos ha presentado hoy el director general de Salud Pública, Antonio Molejón, junto con el director del Plan de Drogas para Asturias, José Ramón Hevia, y el técnico Antón González.

Según este estudio, en los últimos cuatro años ha disminuido el porcentaje de menores que consumen alcohol ocasionalmente y también el de aquellos que lo hacen a diario. Además, por primera vez baja significativamente el número de jóvenes que reconocen haberse emborrachado en los últimos 30 días, hasta situarse en los valores más bajos de la serie histórica.

Este parámetro se fijaba en la encuesta de hace dos años en el 27% entre estudiantes de 14 a 18 años y ahora desciende hasta el 20%, con cifras muy similares para chicas y chicos. Esta reducción coincide con la entrada en vigor de la Ley de Drogas de Asturias, que eleva la edad legal para el consumo de alcohol a los 18 años, si bien la tendencia ya se apuntaba anteriormente. La edad media de inicio en la ingesta esta sustancia se sitúa en los 13,9 años.

Por otra parte, el consumo diario de tabaco mantiene su caída y se consolida ya por debajo del 10%, con un 8,1% en el caso de las chicas y un 7,2% en el de los chicos. También disminuye el porcentaje de consumidores habituales de hipnosedantes, aunque aumenta el de las personas que los utilizan de forma ocasional.

Este estudio, incluido en el Plan Nacional sobre Drogas, se realiza cada dos años para conocer los patrones de consumo y orientar el desarrollo y evaluación de las intervenciones. El Principado decidió ampliar el tamaño de la muestra para mejorar la fiabilidad estadística y entrevistó en noviembre de 2016 y marzo de 2017 a un total de 1.896 jóvenes (978 chicos y 918 chicas), estudiantes de secundaria, bachillerato o ciclos formativos de grado medio de 48 centros públicos y privados.

El director general de Salud Pública considera favorable la reducción que se constata en el consumo de alcohol, tabaco y cannabis. "Se trata de un logro indudable que tendrá efectos positivos para la salud individual de las personas", ha subrayado. Molejón ha destacado, asimismo, el diferente patrón de consumo en función del género, ya que las mujeres tienden a consumir más sustancias legales como el alcohol y el tabaco y son más reacias a utilizar las del mercado ilegal.

ALCOHOL

Es la sustancia más extendida entre los jóvenes asturianos y también en el resto del país. Pese al descenso, en Asturias aún consumen alcohol tres de cada cuatro jóvenes en edad escolar, lo que sitúa al Principado por encima de la media del país, sobre todo en cuanto a la ingesta que se produce en los últimos 30 días.

Las chicas beben con más frecuencia que los chicos, salvo entre los que lo hacen a diario. Además, el porcentaje de consumidores se incrementa con la edad, desde el entorno del 50% a los 14 años hasta cerca del 90% entre jóvenes de 17. La evolución del consumo diario y las borracheras también ha descendido en los cuatro últimos años, tras una fase de aumento constante desde finales de la década de los 90, con valores máximos en el periodo 2004-2010.

Alrededor del 20% de los estudiantes de 14 a 18 años reconoce haberse emborrachado en los últimos 30 días y el 35% admite haber consumido bebidas alcohólicas en gran cantidad en el último mes.

TABACO

Es la droga más utilizada a diario. No obstante, su consumo se sitúa en mínimos históricos después de una década de descensos consecutivos. Los chicos comienzan a fumar en torno a los 14, un año más tarde de lo que lo hacían en 2008, y las chicas, un poco por encima de los 14, medio año después que en la década anterior. Por primera vez fuman a diario más chicas que chicos y lo mismo ocurre con los consumos esporádicos, para los que hay más fumadoras que fumadores. Las iniciativas legales para restringir el uso del tabaco han tenido un impacto positivo, dado que se observa una disminución sostenida en las prevalencias de consumidores en ambos sexos

CANNABIS

Todos los indicadores de consumo de esta droga han descendido significativamente desde 2004, una bajada que se ha agudizado en los dos últimos años, con una única excepción: el consumo diario, que permanece estable. Es la sustancia de comercio ilegal más utilizada, aunque la disminución del consumo de alcohol y tabaco hace que el uso del cannabis entre los estudiantes de Secundaria se aproxime cada vez más al de las drogas legales.

Es más utilizada por los varones que por las mujeres en todas las modalidades de consumo, muy especialmente en el diario, en el que casi se duplica el porcentaje. La edad media de inicio se sitúa en los 14,8 años. Tras un brusco descenso entre 1996 y 2008, en los últimos años se observó un aumento en este indicador, que se sitúa ahora en las mismas edades que hace 8 años.