Solchaga ve "desfasados" los cupos de los conciertos económicos, y cree que Euskadi y Navarra "deberían pagar más"

Solchaga, (centro), entre Delgado y el vicerrector Vicente Domínguez.
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2013 20:28:40 CET

OVIEDO, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Industria (1982-1985) y de Economía (1985-1993) con el con el Ejecutivo socialista de Felipe González, Carlos Solchaga, considera que los porcentajes del cupo de los conciertos económicos del País Vasco y Navarra "están desfasados" y estas autonomías "deberían pagar más" al Estado.

En declaraciones a Europa Press esta semana, Solchaga ha defendido la pervivencia de la figura de los conciertos económicos dentro del sistema de financiación autonómico, por su "consagración constitucional", aunque sí se ha expresado a favor de una revisión de los cupos.

En su opinión, tanto vascos como navarros "han mejorado su posición relativa en la redistribución geográfica de la renta". "Hoy son más ricos y deberían aportar más", ha considerado.

Solchaga cree que por ahí debería ir la revisión de los conciertos, y no en la dirección de su supresión, porque los del País Vasco, Navarra e Islas Canarias son "la única excepción en el sistema fiscal que reconoce la Constitución", y "habría que pensárselo mucho antes de modificarlo, pues atacas a lo que se entiende que son los derechos forales o históricos reconocidos en el derecho español desde el siglo XIX".

Así, para Solchaga, "el problema no es tanto las características fiscales, sino el cálculo del cupo que deben pagar los territorios forales". "Los porcentajes que en su día se calcularon de cuánto deberían aportar se han quedado desfasados, porque estos territorios han acabado mejorando su posición relativa en la distribución geográfica de la renta", ha opinado, por lo que entiende que "la cuestión sería negociar para tratar de que el resultado sea igual que en las llamadas comunidades de régimen común".

No obstante, Solchaga no cree que las diferencias en la situación económica entre las provincias vascas o Navarra y el resto de España sea gracias a los conciertos económicos. "El concierto puede ayudar un poco, pero no es la explicación", afirma

Así, recuerda que las provincias de Gipuzkoa y Bizkaia en el franquismo "fueron consideradas traidoras y desprovistas del concierto económico, y sin embargo llegaron a tener un nivel de renta mucho más elevado que la media del país". Ejemplificó también con Asturias, que "durante gran parte del siglo XX, por las inversiones de la siderurgia privada y la pública, y por la fuerza de las minas estuvo en los niveles más altos de rentas, y sin embargo no tenía concierto económico".