El tercer carril de la A-8 entre Solares y Vizcaya costará 495 millones

De la Serna presenta el anteproyecto en la Delegación del Gobierno
EUROPA PRESS
Publicado 26/05/2018 15:20:47CET

Desde Colindres al límite de provincia se incluirá en el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC) para agilizarlo

SANTANDER, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La construcción de un tercer carril en la Autovía del Cantábrico (A-8) entre la localidad cántabra de Solares y el límite de Cantabria con la provincia de Vizcaya supondrá una inversión de 495 millones de euros, lo que convierte a esta actuación en la de "mayor volumen de inversión" del Ministerio de Fomento en infraestructuras viarias de Cantabria.

El ministro, Iñigo de la Serna, ha presentado el anteproyecto de esta actuación, que está en fase de revisión y que se someterá a información pública a efectos ambientales a finales de junio, y lo ha dado a conocer en un acto en Santander con presencia del consejero de Obras Públicas, José María Mazón, y de alcaldes de municipios por los que discurre la autovía.

Se trata de un proyecto "complejo" que busca mejorar la fluidez del tráfico en el tramo de la A-8 entre Solares y el límite de Cantabria con la provincia de Vizcaya, por el que circulan una media de 37.370 vehículos al día pero que alcanza los 47.675, especialmente los festivos y fines de semana, en la zona más cercana al País Vasco, y que además se prevé que se incremente hasta más de 53.000.

Es un tramo de casi 60 kilómetros en el que se construirá un tercer carril y, para ello, el proyecto contempla la creación de algunas estructuras importantes como un doble viaducto en Saltacaballo o dos puentes gemelos en Ontón.

Y hay algunas zonas que, por ser de construcción más reciente cuentan con infraestructuras planteadas para acoger ese tercer carril, pero otras, como los tramos Treto-Colindres y Castro-Vizcaya, no tienen esas características, por lo que el coste de la actuación se eleva en esas zonas.

DIVIDIDO EN TRES TRAMOS

La actuación se ha dividido en tres tramos: de Solares hasta Colindres (24 kilómetros), desde Colindres hasta el viaducto de Mioño (29 kilómetros) y desde este último hasta el límite de provincia con Vizcaya (6 kilómetros).

En el primero de ellos, De la Serna ha detallado que se crearán dos nuevas estructuras y se trabajará sobre otras existentes (2 viaductos, 12 pasos superiores, 17 inferiores y 9 muros). Además, se hará una rectificación del trazado junto al área de descanso de Jesús del Monte, donde se plantea ubicar un área de servicio.

En el tramo desde Colindres y Mioño, destacan las actuaciones en el viaducto de Oriñón, para ampliar el tablero para ubicar un tercer carril por cada sentido, y en el túnel de la Hoz, en el que se ampliará los dos tubos para dar cabida al tercer carril. En total, en este tramo se harán ocho nuevas estructuras (2 pasos superior, 5 inferiores y una pasarela peatonal solicitada por el Ayuntamiento de Castro Urdiales).

En el tercer tramo, de Mioño al límite de provincia con Vizcaya, se plantea sustituir el viaducto de Ontón por uno nuevo, que constará de dos puentes gemelos de 264 metros de longitud. Además, aquí destaca la actuación para el viaducto de Saltacaballo, cuya solución ha sido "difícil" de alcanzar por la "especial orografía" de la zona y que consistirá en dos nuevos viaductos, uno de 802 metros y otro de 724 metros, ambos con trazado de curva circular.

DENTRO DEL PIC

Tras dar a conocer los detalles de la actuación, el ministro ha anunciado que el Gobierno de España ha tomado una "decisión muy importante e inédita" para incorporar los dos últimos tramos, de Colindres al límite con Vizcaya, en el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), para agilizarlo.

"Esto significa que podrá salir todo en un único contrato" dentro de ese programa, que "tiene carácter extrapresupuestario", es decir, que la actuación tendrá "la financiación suficiente para llevar a cabo" fuera de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Una vez superado el trámite ambiental, la concesión para ejecutar este proyecto saldrá a licitación por 411 millones de euros, en los que se incluyen los 352 millones para las obras, seis millones para las expropiaciones y 53 para el mantenimiento y conservación durante los 30 años que dure la concesión.

Pero De la Serna no ha dado plazos concretos sobre cuándo podría producirse esa licitación porque antes el anteproyecto debe obtener la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), lo que puede prolongarse entre tres y seis meses, pero ha destacado que se ha prestado especial atención a los aspectos ambientales al discurrir la autovía por algunas zonas protegidas de la Red Natura 2000.

DATOS DEL PROYECTO

El proyecto de ampliación de la capacidad de la A-8 desde Solares al límite de provincia con Vizcaya supondrá una inversión de 495 millones, de los que 482,6 son para las obras, 7,1 para expropiaciones, 5 para la conservación del patrimonio cultural y 0,3 para el plan de vigilancia ambiental.

En su conjunto, el proyecto afectará a 90 estructuras (13 viaductos, 27 pasos superior, 48 pasos inferiores, una pasarela peatonal y el túnel de la Hoz) y, a preguntas de la prensa, el ministro ha estimado que el plazo de ejecución podría rondar, como mínimo, entre los dos y tres años.