La transición energética tiene que ser “justa” para los consumidores

Inauguración curso Viesgo
EUROPA PRESS
Actualizado 17/07/2018 13:47:00 CET

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética saldrá a información pública a finales de verano y llegará al Congreso "antes de fin de año"

SANTANDER, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, cree que la transición energética que va a acontecer en España en los "próximos años" tiene que ser "justa" para los consumidores y también "una oportunidad" para las compañías y el desarrollo económico a través de nuevos nichos de negocio.

Así lo ha señalado en su intervención en la inauguración del encuentro 'La energía del futuro en la nueva era digital' organizado por Viesgo en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, en la que ha enfatizado que esa transición debe ser "rápida" porque hay directivas europeas que marcan el camino y los plazos y, "como no puede ser de otra manera, tenemos que cumplir".

Abascal Domínguez ha indicado que esa transición comenzará por ir reduciendo la generación eléctrica mediante carbón, una reducción "progresiva" pero continúa y ha enfatizado, para evitar confusiones, que "estamos en una transición energética no en un cierre energético que son dos cosas radicalmente distintas".

"Entramos en una transición energética a la que le hemos puesto la condición necesaria de ser una transición energética justa, de manera que tenemos que transformar el mundo de la energía en España, no solo la generación, en uno basado en energías renovables, en la electrificación, y en la descarbonización", ha añadido.

Y ha destacado que en ese "camino" de cambio de modelo energético tienen que participar "todos", no solo el Gobierno y las empresas del sector, sino también "las regiones, las comunidades y también las comarcas, donde tradicionalmente han estado arraigados otros conceptos de energía que ya han dejado de ser competitivos y aceptados por la sociedad por las implicaciones de emisiones que tienen".

Este proceso, ha señalado, viene marcados por dos fenómenos "fundamentales e incuestionables" como son el cambio climático, algo que "ya nadie discute afortunadamente" que está ahí y que tiene efectos a los que "España es especialmente vulnerable", y que "las energías renovables son competitivas" y la eólica y la fotovoltaica especialmente en estos momentos, con precios de subasta más baratos.

"Las renovables son la forma más barata de producir energía en estos momentos", ha asegurado el secretario del Estado que, por ello, el Gobierno de Pedro Sánchez ha impulsado el Ministerio para la Transición Ecológica ya trabaja para "hacer legislación y normativas" que acompañen esa transición.

De hecho, ha avanzado que la Ley del Cambio Climático y la Transición Energética, que "llegará al Congreso antes de fin de año y que saldrá a información pública a finales del verano o un poco antes", y también se está redactando el Plan Nacional de Energía y Clima, que hay que trasladar a la Unión Europea (UE) "antes de que termine el año".

En este sentido, y aunque ha dicho "no querer entrar en polémica", ha apuntado que el anterior Gobierno (PP) no hizo "casi nada" para la elaboración de este plan y, por ello, ahora hay que "trabajar intensamente en ello" para poder cumplir con la UE.

LA ELECTRICIDAD, "CLAVE PARA DESCARBONIZAR LA ECONOMÍA"

En la inauguración del encuentro, también ha intervenido el presidente y CEO de Viesgo, Miguel Antoñanzas, que ha considerado que "la electricidad es clave para la descarbonización de la economía, la reducción de la contaminación de nuestras ciudades y el aumento de la eficiencia energética en el transporte, la industria y los hogares".

"Pero no podemos enfrentarnos a todos estos retos sin realizar cambios", ha señalado Antoñanzas, que ha considerado que, para ello, las empresas energéticas tiene que afrontar tres temas "relevantes" como son apostar por la innovación para crear nuevos modelos de negocio, adaptarse a la era digital y una "apuesta decidida" por este cambio tanto del Gobierno y las compañías como de los ayuntamientos y los ciudadanos. "Solo eso garantizará el éxito", ha apostillado.

Por ello, el presidente de Viesgo ha destacado que la compañía energética ya ha dado pasos para iniciar "esta transformación" apostando por "los negocios regulados" y continuando con el trabajado para una plataforma de generación eficiente y accesible para "seguir contribuyendo a la electrificación de la economía". "Estamos listos para ser parte activa de la transición energética", ha dicho.

En la apertura de este encuentro organizado por Viesgo, que se celebrará a lo largo de este lunes y martes en el Hall Real del Palacio de La Magdalena, también han intervenido el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada; y el vicerrector de Internacionalización y del Campus de Las Llamas de la UIMP, Eduardo Vázquez de Castro, entre otros.

UNA REGULACIÓN "MÁS DINÁMICA" PARA EL MERCADO ENERGÉTICO

En su alocución, Marín Quemada ha aludido al "cambio más que notable" que está viviendo el mundo actual, tanto a nivel político, económico y tecnológico, y también en el ámbito energético, para el que ha opinado que "la regulación tiene que ser más dinámica".

El presidente de la CNMC se ha referido al denominado 'Paquete de medidas sobre energía limpia' de la UE presentado en 2016 y lo ha señalado como una "guía" de actuación y también ha apuntado como "prioridades" de los reguladores el "promover unos mercados competitivos en beneficio de los consumidores"; "aprovechar las ventajas de la digitalización para ahorrar costes"; "acelerar la integración de las energías renovables"; "gestionar de manera eficiente la transición hacia sistemas energías con bajas emisiones", y diseñar un marco regulatorio que sea "coherente" con el nuevo modelo.

En lo relativo a los consumidores, el presidente de la CNMC se ha referido al "creciente poder" que éstos están ganando en el ámbito energético, al contar con "nuevas opciones" de productos, aunque algunas de ellas, a su juicio, "demasiado complejas".

Pese a esta complejidad en algunos productos, Marín Quemada ha opinado que se trata de algo "bueno". "Es un deber el empoderamiento de los consumidores", ha defendido, ya que, a su juicio, supone un mayor "respeto" por parte de las instituciones y empresas hacia los ciudadanos.

Y en cuanto a la digitalización, ha opinado que en este cambio energético se debe hacer el "uso más inteligente que podamos de la digitalización", que, según ha dicho, debe ser una "herramienta potente para afrontar los retos" actuales.

Contador