Aprobado el Plan de Inspección Medioambiental de Castilla-La Mancha 2018-2024

Lagunas de Ruidera (Ciudad Real)
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 05/04/2018 9:53:25CET

TOLEDO, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha publicado una Orden por la que se aprueba el Plan de Inspección Medioambiental de Castilla-La Mancha 2018-2024.

Según publica el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, los Planes de Inspección Ambiental y los Programas Anuales que los desarrollan constituyen el instrumento principal a la hora de establecer las actuaciones de inspección y control en el ámbito de la Calidad e Impacto Ambiental.

La inspección y el control ambiental deben evolucionar hacia nuevos planteamientos basados en un enfoque proactivo, dinámico y de planificación estratégica, sometidos a un proceso de mejora continua basada en la medida de indicadores de eficacia que permitan evaluar tanto los recursos destinados como los objetivos alcanzados.

Con estas premisas se elaboró el Plan de Inspección Medioambiental 2012-2018 renovado con el presente Plan de Inspección Medioambiental de Castilla-La Mancha para el período 2018 a 2024.

El objetivo general del Plan de Inspección Medioambiental es el de comprobar el grado de cumplimiento de la normativa medioambiental, con el fin último de conseguir un nivel elevado de protección del medio ambiente de Castilla-La Mancha.

Se estructura en primer lugar con una introducción, exponiendo los antecedentes tanto a nivel europeo, nacional como autonómico, así como la normativa aplicable en materia de inspección medioambiental, para, a continuación, establecer tanto los objetivos generales como específicos, que serán concretados en los diferentes programas que desarrollarán el Plan.

Igualmente, se identifican programas de mejora continua y creación de capacidad, como formación y actividades de coordinación con otras estructuras competentes en materia de inspección medioambiental.

Asimismo, en él se especifica la manera de realizar la evaluación y el seguimiento de las medidas acordadas, especificando los diferentes indicadores que servirán para evaluar el grado del cumplimento del plan y, más en concreto, los programas que lo desarrollarán.