'Casa Álvarez' dice que será Inspección la que dirá si faltó seguridad en el caso del herido en la Catedral

Actualizado 24/11/2010 15:22:16 CET

TOLEDO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa de instalaciones eléctricas 'Casa Álvarez' ha asegurado que será la Inspección de Trabajo y Seguridad Social la que tenga que determinar si faltaron medidas de seguridad en el accidente en el que un empleado de la empresa perdió la visión de su ojo izquierdo mientras trabajaba en la instalación de la iluminación de la Catedral de Toledo, ocurrido el pasado 2 de agosto.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la empresa, que no han querido opinar sobre la carta enviada por los padres del trabajador Javier Cárdenas López al Ayuntamiento y todos los grupos políticos --remitida a los medios de comunicación-- en la que preguntaban "por qué los políticos contratan a empresas que incumplen la Ley de Protección de Riesgos Laborales".

No obstante, han señalado que "no es lógico" hacer "un circo" del accidente laboral, el cual "lamentan", y han agradecido a los medios de comunicación "la oportunidad de defenderse".

Según han detallado los progenitores del damnificado en su carta, el accidente se produjo el pasado 2 de agosto, cuando Javier Cárdenas López, de 19 años, fue golpeado en el ojo izquierdo por un trozo de piedra que se desprendió mientras estaba taladrando una de las paredes de la Puerta Llana de la Catedral para la instalación de la iluminación. Este accidente, añaden, le produjo "daños irreversibles" en el ojo, estando el trabajador a la espera de "nuevas intervenciones".

Durante el accidente, han asegurado, "en ningún momento" estuvo presente el encargado de la obra, ni el responsable de riesgos laborales, por lo que fueron sus propios compañeros los que decidieron llamar a su jefe y al servicio de emergencias del 112.

"El empresario se personó en el lugar de los hechos llevándose a nuestro hijo a la mutua en su coche particular, y no entendemos que la propia Policía Local, que fue testigo de los hechos, autorizara a este señor a recoger a nuestro hijo sabiendo que había un aviso en el 112 y estaba a punto de llegar una ambulancia para proceder a su traslado al hospital Virgen de la Salud", han detallado en la carta.

Los padres del damnificado han afirmado que en el momento del accidente su hijo con las medidas obligatorias de seguridad, como unas gafas y un casco de protección, ya que "en ningún momento" le fueron facilitados por la empresa 'Casa Álvarez'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies