Piden 30 años de prisión para 'El Pelao', detenido en Albacete, por raptar y abusar de dos mujeres

Actualizado 11/10/2012 19:55:29 CET

Este empresario aprovechaba sus viajes de trabajo para abusar de las chicas, según la Policía

MADRID/TOLEDO, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará a partir del próximo martes a Santiago S.L., conocido como 'El Pelao' por supuestamente secuestrar a dos mujeres y agredir sexualmente a una de ellas.

El acusado se enfrenta a 30 años de prisión por la supuesta comisión de dos delitos de detención ilegal, dos delitos de robo con intimidación, un delito de agresión sexual y un delito de tenencia de armas de fuego.

El procesado se halla en prisión provisional desde el 30 de diciembre de 2011 cuando fue detenido en su domicilio de La Roda (Albacete). Según la Policía, este cerrajero empleaba sus viajes de trabajo para raptar a chicas y agredirlas sexualmente.

Según el fiscal, el procesado abordó hacia las dos de la madrugada del 27 de octubre de 2011 y cubierto con un pasamontañas a una joven en la calle Francisco de Goya de Madrid, apuntándole con una carabina de calibre 22 para la que crecía de licencia de armas.

La obligó así a introducirse en el maletero de su automóvil. Durante toda la noche estuvo circulando con ella en el maletero y, cuando ya amanecía, abusó de ella. Luego, la volvió a meter en el maletero hasta que hacia las 12:30 horas la liberó en la calle Arzobispo Morcillo de la capital.

En otro episodio, hacia las 9:00 horas del el día 9 de noviembre de 2011, y valiéndose de la misma carabina, volvió a secuestrar a otra joven en lel párking de la C/Riaño. Como también había hecho con su anterior víctima, le quitó las tarjetas bancarias y le obligó a darle el número secreto (PIN) para sacar dinero en diferentes cajeros automáticos.

Hacia las 11:50 horas la joven fue rescatada por la Policía de Torrejón de Ardoz, localidad donde se encontraba en ese momento el vehículo. La Policía había sido alertada por la propia víctima que había hecho llamadas desde su teléfono móvil. No obstante, Santiago S. logró escapar de la operación policial.