Satse Ciudad Real exige al Sescam medidas para evitar agresiones a los profesionales sanitarios

Concentración Satse en Almagro
SATSE
Publicado 05/04/2018 14:15:10CET

CIUDAD REAL, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería, SATSE Ciudad Real, ha exigido al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) que adopte medidas para evitar agresiones a los profesionales de enfermería y fisioterapia como la sufrida por una enfermera en el centro de salud de Almagro el pasado Jueves Santo cuando realizaba su trabajo.

Satse ha mostrado este jueves su apoyo a los profesionales del centro de salud de Almagro en la concentración celebrada a las puertas del centro, en la que se ha pedido que se tomen medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores, ha informado en nota de prensa.

Los hechos por los que se protestaba sucedieron en la noche del pasado jueves, 29 de marzo, cuando una enfermera al intentar defender a una compañera fue golpeada por una paciente que no estaba de acuerdo con el tratamiento que le habían prescrito. La agresora iba acompañada de su pareja, a la que ya habían atendido esa misma noche. Sin embargo, volvieron dos horas más tarde y fue entonces cuando se enfrentaron con los profesionales sanitarios.

La enfermera, que sufrió diversas heridas en el cuello, denunció los hechos ante la Guardia Civil y también ha presentado la comunicación de este episodio violento ante el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

Satse considera inaceptable este tipo de agresiones contra los profesionales sanitarios y pide que se adopten las medidas de seguridad "eficaces y contundentes" para evitar este tipo de ataques.

El secretario provincial de Satse Ciudad Real, Marino Barona, ha vuelto a exigir una revisión del Plan Perseo del Sescam "puesto que se está mostrando claramente insuficiente para resolver los conflictos entre profesionales sanitarios y pacientes".

Desde Satse se insta igualmente a los profesionales sanitarios a que denuncien todas las agresiones, tanto físicas como verbales, como mejor instrumento para disuadir a los posibles agresores, así como para que se refuercen las medidas de seguridad en los centros y se aumente el número de profesionales.

Bajo el lema 'Stop agresiones. Nada justifica una agresión', Satse está llevando a cabo desde este pasado mes de marzo una nueva campaña de información y sensibilización para acabar con este grave problema que afecta, especialmente, a los profesionales de Enfermería.

Todas las acciones buscan sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares.

Asimismo, se recuerda que los problemas y carencias que pueden llegar a sufrir pacientes y familiares no son responsabilidad del profesional, el cual también los sufre y hace todo lo posible para que no se vea afectada la calidad de la atención sanitaria.