El escritor bajo seudónimo Andrés Vidal desvela su verdadera identidad

El novelista Andrés Vidal
EUROPA PRESS
Actualizado 19/05/2013 13:33:09 CET

Es su tercera novela y viaja a la Francia napoléonica de la mano de un héroe cotidiano

BARCELONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El novelista catalán Andrés Vidal ha desvelado su auténtica identidad literaria saliendo del armario en su última novela 'El mar de los hombres libres' (Planeta), en la que, por primera vez, los lectores podrán conocer su verdadero nombre, Màrius Mollà, y su perfil de ingeniero industrial, según ha explicado el autor en una entrevista de Europa Press.

Para el autor, revelar su identidad le proporciona una "sensación agradable" ante sus lectores y entre sus conocidos, que mayoritariamente no sabían de su capacidad literaria, después de haber vendido más de 100.000 ejemplares entre sus dos anteriores novelas, 'La herencia de la tierra' y 'El sueño de la ciudad'.

Desde sus inicios en 2010, el autor se había mantenido en el anonimato, descartando aparecer en fotografías, realizar entrevistas, y escondido en las redes sociales tras su seudónimo, una situación que cambiará porque ya tiene previstas algunas presentaciones públicas de su obra, así como entrevistas.

"Muchos conocidos se han sorprendido", dice el autor, que hace una semana que ha salido a la luz, y que, como buen ingeniero, su método es cartesiano y estructurado como una cebolla, dice, a la que va sumando capas tras la idea inicial de novela.

El autor ha asegurado que su proyecto como novelista nació bajo un seudónimo al proporcionarle más universalidad que su verdadero nombre y al encajar mejor en el género del 'best seller', que desde el principio se ha marcado como género objetivo.

'El mar de los hombres libres' es una novela que nace de la necesidad de héroes cotidianos y, ambientada en la época de la revolución francesa y la Francia napoleónica, censura la ambición desmesurada, que acaba en especulación, y ensalza valores como las ganas de emprender: "También es un intento de recordar que hay gente buena en el mundo", resume.

La historia narra los primeros 40 años de vida del protagonista, Christophe Marchand, quien, sobre todo, se mueve alentado por una inmensa curiosidad y por la necesidad de impartir justicia social sin pretenderlo, aunque no se trata de una historia adoctrinadora, sino que también este héroe tiene debilidades humanas, señala.

"QUITARSE LA TIMIDEZ"

El autor ha bebido de las influencias literarias de clásicos como Robert Louis Stevenson y Julio Verne, y también de las historias de autores como Carlos Ruiz Zafón y Matilde Asensi, cuyas obras reivindica, y que, asegura, deben "quitarse la timidez" y superar su individualidad para salir al mundo.

"Son novelas honestas, vendibles y necesarias", ha defendido el autor, que ha remarcado que, pese a que Catalunya es una tierra de literatos, no todo tiene que ser altísima literatura, por lo que ha abogado por defender estos nombres.

A un ritmo de una novela cada dos años, el autor ya trabaja en su cuarto libro, que se centra en una revolución "más silenciosa", como la educativa, situada en el siglo XX, ha avanzado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies