Familiares de los terroristas esperan repatriar "pronto" los cuerpos a Marruecos

Edificio de Ripoll en los que vivían Driss y Moussa Oukabir, y los Hychami
EUROPA PRESS
Publicado 24/08/2017 17:53:58CET

Reciben apoyo psicológico y culpan de todo al imán de Ripoll

RIPOLL (GIRONA), 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Familiares de los jóvenes terroristas fallecidos de Ripoll (Girona) esperan repatriar "pronto" los cuerpos a Marruecos y enterrarles siguiendo la tradición islámica.

Según han explicado a Europa Press varios familiares, los padres de los jóvenes ya han iniciado los trámites para repatriar los cadáveres de sus hijos, y este mismo jueves han hecho gestiones en la ciudad de Girona.

Los familiares consultados esperan poderles enterrar en un funeral islámico, cuyo primer paso es bañar los cuerpos, para envolverlos después en telas limpias: a muchos les gustaría que fuera algún miembro de la comunidad islámica de Ripoll quien llevara a cabo este rito.

Pero son conscientes de que "será difícil" debido a las circunstancias en las que murieron los jóvenes terroristas --seis de ellos abatidos por la policía y uno más en la explosión de Alcanar (Tarragona)--.

"No nos pondremos exigentes. Nos gustaría poder hacerlo, pero ahora queremos llevarlos a Marruecos cuanto antes", ha dicho una familiar de Moussa Oukabir, abatido en Cambrils.

Ni ella ni el resto de familiares consultados dan crédito a lo ocurrido: coinciden en que eran jóvenes integrados y muy queridos en el pueblo, que eran practicantes del Islam pero "en ningún caso dieron síntomas de radicalización".

Coinciden en considerar que "la culpa de todo" es del imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, que también murió en la explosión de Alcanar, e incluso están convencidos de que el líder religioso hacía consumir algún tipo de droga a los jóvenes terroristas para anular sus facultades.

Algunos hermanos pequeños de los jóvenes habían recibido clases del imán en la mezquita, y tras los atentados dan mayor importancia a "algunos sermones un poco radicales que soltaba muy de vez en cuando".

LA FAMILIA, DESTROZADA

Están muy afectados tanto por la muerte de los jóvenes como por los hechos que protagonizaron, y aseguran que todos los padres y hermanos están "destrozados".

Detallan que el Ayuntamiento y la Generalitat les están acompañando en todo el proceso y que un equipo de psicólogos les atiende para ayudarles "a pasar el trángulo e intentar comprender todo esto".

Explican que algunos hermanos pequeños de los terroristas tienen "miedo" de ser rechazados por sus amigos y compañeros de escuela, y que han notado que algunos vecinos del municipio les miran mal desde que se produjeron los atentados, hace una semana.

YOUSSEF, "EL MÁS REBELDE"

La mayoría de estos familiares conocía mucho al imán de Ripoll, y coinciden en que tenía una especial relación con el terrorista que murió junto a él en la explosión de Alcanar, Youssef Aalla.

"Youssef era el más rebelde de todos, pero también era bueno, como el resto", apuntan, y creen que solo el imán y Youssef frecuentaba la casa de Alcanar donde los terroristas preparaban explosivos.

Lo argumentan diciendo que ninguno de los otros jóvenes había comentado nunca que iba a la zona ni se había ausentado demasiado tiempo, si bien "más de una vez habían dicho que iban unos días a la playa".

LA FOTO DE YOUNES MUERTO

Muchos de los que conocían o estaban emparentados con los terroristas coinciden en "el dolor" que supone para ellos haber visto la foto del cadáver abatido de Younes Abouyaaqoub, el conductor de la furgoneta de La Rambla.

Explican que los familiares más directos del terrorista la recibieron en sus teléfonos móviles a través de la red social Whatsapp y confían en que se averigüe quién la hizo y la difundió, para "que pague por ello y se haga justicia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies