El Gobierno de Colau plantea obligar a destinar el 30% de edificios nuevos a vivienda social

Fachada del Ayuntamiento de Barcelona
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/06/2018 15:04:00CET

   BARCELONA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ada Colau está trabajando para llevar a trámite la obligación de los promotores de vivienda de obra nueva o grandes rehabilitaciones a destinar el 30% del edificio a vivienda social, han informado fuentes municipales a Europa Press este miércoles.

   La iniciativa plantea dos modificaciones del Plan General Metropolitano (PGM), una con las bases para obligar a crear vivienda social y otra para ampliar el derecho de tanteo y retracto a toda la ciudad, para que la administración tenga preferencia para comprar fincas en todas las operaciones de compraventa, ha asegurado 'La Vanguardia'.

   Fuentes municipales han recordado que esta es una medida trabajada a partir de propuestas hechas por entidades, después de que la PAH, el Sindicat de Llogaters, el Observatori Desc, la Assemblea de Barris per un Turisme Sostenible (Abts) y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb) promovieran una moción para ampliar el parque de vivienda pública en la ciudad.

   Esta moción, acordada en el pleno municipal de febrero, apuesta por establecer esta obligación de destinar el 30% de nuevas construcciones a vivienda protegida, algo que pidieron que empezara a tramitarse este mes, y también apuesta por obligar a destinar espacio a nuevas licencias de alojamiento turístico y fomentar la rehabilitación, entre otros puntos.

   Las dos modificaciones del PGM deberán contar con el apoyo de los grupos municipales para aprobarse inicialmente, y la obligación de destinar el 30% a vivienda social podría afectar a las actuaciones de nueva construcción o gran rehabilitación que tengan un techo urbanístico superior a 600 metros cuadrados.