Jueces catalanes creen que la prisión provisional no puede basarse en tener una determinada ideología

Jordi Sánchez y Jordi Cuixart acuden a declarar a la Audiencia Nacional
EUROPA PRESS
Publicado 07/02/2018 10:31:47CET

   BARCELONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La asociación de jueces catalanes Àgora Judicial ha afirmado este miércoles que la medida de prisión provisional debe ser adoptada con carácter excepcional y no debería basarse "en el simple hecho de tener, o no tener, una determinada ideología o la intención de desarrollar una determinada actividad política".

   En un comunicado, han valorado así las últimas resoluciones del Tribunal Supremo que acuerdan mantener en prisión provisional al exconseller de Interior de la Generalitat Joaquim Forn y al diputado de JxCat y exlíder de la ANC, Jordi Sànchez, investigados por un presunto delito de rebelión vinculado al proceso soberanista.

   Consideran que, más allá de las circunstancias de este procedimiento, en el marco de un Estado democrático y de derecho, en el que rija efectivamente el principio de presunción de inocencia, "medidas de esta naturaleza tienen que ser adoptadas, en cualquier procedimiento penal, con carácter excepcional".

   Afirman que para adoptarla hay que valorar las posibles dudas de tipicidad de los hechos investigados y la concurrencia real de alguna de las finalidades legalmente previstas, como por ejemplo el riesgo de reiteración delictiva, "que no puede o no debería poder basarse en el simple hecho de tener, o no tener, los investigados una determinada ideología o la intención de desarrollar una determinada actividad política".

   El magistrado del Supremo Pablo Llarena acordó este martes mantener en prisión provisional a Sànchez al aparecer nuevos elementos que acreditan su participación en el proceso soberanista y porque ha revalidado su compromiso con la independencia.

   Asimismo, en el caso de Forn, decidió el viernes pasado que siguiera en prisión al considerarle el responsable político del plan de los Mossos d'Esquadra para permitir el 1-O, según él, y al ver riesgo de reiteración delictiva porque comparte la ideología de Carles Puigdemont y mandó sobre la policía "en perfecta sintonía" con el mayor Trapero.