JuntsxCat y ERC acuerdan votar a Puigdemont como presidente de la Generalitat

Discurso de fin de año de Carles Puigdemont
@KRLS
Actualizado 16/01/2018 21:57:31 CET

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

Los grupos parlamentarios de JuntsxCat y ERC han llegado este martes a un acuerdo para apoyar la propuesta de que el candidato de JuntsxCat, Carles Puigdemont, sea investido presidente de la Generalitat, han informado en un comunicado conjunto.

Asimismo, ambos grupos han pactado votar la candidatura de Roger Torrent (ERC) como presidente del Parlament en el pleno de investidura que tendrá lugar este miércoles, y han afirmado que lo hacen "en la línea de restitución de las instituciones".

ERC ha propuesto este martes que su diputado electo y alcalde de Sarrià de Ter (Girona), Roger Torrent, sea el candidato independentista a la Presidencia del Parlament, una decisión que se votará este miércoles en el pleno constitutivo de la Cámara.

Fuentes de ERC consultadas por Europa Press han explicado que el acuerdo establece que apoyan a Puigdemont como próximo presidente de la Generalitat, pero responsabilizan a JuntsxCat explicar cómo quieren llevar esta investidura a cabo ante los obstáculos que se presentan.

Así, los republicanos aceptan el "candidato" que propone JuntsxCat y esperan a que la lista de Puigdemont precise qué sistema proponen para investirlo, ya que el hecho de que resida en Bruselas presenta varias dificultades.

Los letrados del Parlament han hecho un informe que considera "imprescindible" que Puigdemont esté presente en la Cámara para ser elegido presidente pero, si vuelve, será con toda probabilidad detenido y probablemente enviado a la cárcel preventivamente.

EL PAPEL DE TORRENT

Si Torrent es elegido presidente de la Cámara, abrirá una ronda de consultas con todos los partidos y tendrá diez días hábiles para presentar un candidato a la Presidencia de la Generalitat y convocar el pleno de investidura, por lo que será su responsabilidad presentar o no a Puigdemont.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya ha advertido de que rechaza la investidura a distancia de Puigdemont y que, si se lleva a cabo, prolongaría la aplicación del artículo 155 de la Constitución y mantendría intervenida la Generalitat y el Parlament.