Piden prisión para cinco vigilantes por agredir e insultar a un musulmán mientras rezaba

Publicado 31/08/2016 16:02:48CET

BARCELONA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Barcelona pide un año de prisión para cinco vigilantes de seguridad del Hospital del Mar que el 19 de julio de 2013 agredieron e insultaron a un taxista de confesión musulmana porque estaba rezando en la calle frente al centro hospitalario.

Según el escrito de acusación, recogido por Europa Press, a las 2.15 horas el conductor estacionó su vehículo en los aledaños del hospital y extendió una alfombra en la calle para rezar.

Entonces, uno de los acusados, sin que hubiera ninguna provocación ni conflicto previo, le recriminó su acción, "interrumpiendo su rezo y dirigiéndole expresiones como 'esto no se puede hacer aquí, vete a otro sitio', 'vete a hacerlo a tu tierra' y 'esto no se hace en este país", según el fiscal.

Al ver que el hombre continuaba con sus oraciones, requirió la presencia de otros cuatro vigilantes del mismo centro, y todos ellos actuaron "con el fin de menospreciar" por la religión que profesaba.

Según el documento, le dirigieron "expresiones vejatorias como 'hijo de puta" y le agredieron con sus porras y le propinaron diversas patadas y puñetazos, hasta que intervino un peatón testigo de los hechos.

La víctima sufrió erosiones en la espalda, el abdomen y el tobillo, y tardó ocho días en curarse, aunque no quedó impedido para realizar su actividad habitual.

La Fiscalía considera que los acusados cometieron un delito contra la integridad moral y una falta de lesiones, y además de la pena de prisión, pide para ellos una multa de 600 euros y que se abone una indemnización de 1.320 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies