Sabadell fija por decreto el calendario laboral de la Policía Municipal tras la falta de consenso

Publicado 06/04/2018 18:12:51CET

El sindicato SPPM-Cat ha criticado la actitud municipal durante las negociaciones

SABADELL (BARCELONA), 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sabadell ha fijado por decreto de Alcaldía el calendario laboral de la Policía Municipal hasta 2019, lo que afecta a 226 agentes, después de que no haya llegado a un acuerdo con los sindicatos.

Así lo ha anunciado este viernes el concejal de Seguridad, Lluís Perarnau, en una comparecencia ante los medios en la que ha precisado que desde el pasado mes de noviembre se han celebrado siete encuentros para abordar las fechas laborales y festivas del cuerpo.

Perarnau ha asegurado que hubo una propuesta de preacuerdo, pero "no lo consideraron suficiente para someterlo en asamblea", ha subrayado, y después de aplicar varias prórrogas, se ha optado por aplicar el decreto de Alcaldía, que entra en vigor este viernes.

El concejal ha determinado que el nuevo calendario "se ajusta a aquello pactado por convenio", remarcando que contempla un plan de vacaciones de 21 días de trabajo entre los meses estivales y que supone un aumento respecto a la actualidad, en el que los días libres oscilaban entre los 15 y 16 días.

Asimismo, este decreto obliga a los efectivos del cuerpo a someterse a una formación obligatoria anual, de cuatro días de duración, sobre delitos de odio y protección de datos, entre otros ámbitos.

APATÍA MUNICIPAL NEGOCIADORA

El representante de SPPM-Cat, Xavier Bartrolí, en declaraciones a los medios, ha criticado que el consistorio "nunca ha tenido ganas de llegar a un acuerdo" y las convocatorias de reuniones, ha remarcado, han sido para ofrecer una apariencia de negociación.

Bartrolí ha responsabilizado a la administración local de romper las conversaciones y ha apuntado que los representantes de los trabajadores presentaron una propuesta conjunta, con muchas de las medidas contempladas en la oferta municipal, y ha cargado contra "un gobierno municipal de izquierdas que actúa como una dictadura" y no ha descartado movilizaciones de la plantilla.

Contador