Estreno de SUVI, la nueva alarma espacial de tormentas solares

 

Estreno de SUVI, la nueva alarma espacial de tormentas solares

Imágenes del Sol tomadas por SUVI el 29 de enero
NOAA
Actualizado 27/02/2017 18:12:50 CET

   MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Las primeras imágenes del Solar Ultraviolet Imager (SUVI) --una alarma de tormentas solares-- a bordo del satélite GOES-16 del NOAA han tenido éxito, capturando un gran agujero coronal el 29 de enero.

   El ciclo solar de actividad de 11 años se está acercando al mínimo solar, y durante este tiempo las poderosas llamaradas solares escasean y los agujeros coronales se convierten en los fenómenos meteorológicos primarios del espacio; éste en particular desencadenó una aurora a través de las regiones polares.

   Los agujeros coronales son áreas donde la corona del sol aparece más oscura porque el plasma tiene corrientes de alta velocidad abiertas al espacio interplanetario, resultando en un área más fría y de menor densidad en comparación con su entorno.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   SUVI es un telescopio que monitoriza el sol en el rango de longitud de onda ultravioleta extrema. SUVI capturará las imágenes en todo el disco solar y podrá ver más del ambiente alrededor del sol que otros satélites geoestacionarios anteriores de NOAA.

   La atmósfera superior del sol, o corona solar, consiste en plasma extremadamente caliente, un gas ionizado. Este plasma interactúa con el poderoso campo magnético del sol, generando bucles brillantes de material que puede calentarse a millones de grados.

   Fuera de los bucles calientes de la corona, hay regiones frescas, oscuras, llamadas filamentos, que pueden entrar en erupción y convertirse en una fuente clave del 'clima espacial' cuando el sol está activo. Otras regiones oscuras se llaman agujeros coronales, que ocurren donde el campo magnético del sol permite que el plasma fluya lejos del sol a alta velocidad. Los efectos relacionados con los orificios coronales son generalmente más leves que los de las eyecciones de masa coronal, pero cuando el flujo de partículas solares es intenso, pueden representar riesgos para los satélites en órbita terrestre.

   La corona solar es tan caliente que se observa mejor con las cámaras de rayos X y ultravioleta (EUV). Varios elementos emiten luz en longitudes de onda específicas de EUV y rayos X dependiendo de su temperatura, por lo que observando en varias longitudes de onda diferentes, se puede hacer una imagen de la estructura de temperatura completa de la corona. El SUVI del GOES-16 observa el sol en seis canales EUV, informa la NASA.

   Los datos de SUVI proporcionarán una estimación de las temperaturas del plasma coronal y las mediciones de emisión que son importantes para la predicción del tiempo espacial. SUVI es esencial para entender áreas activas en el sol, llamaradas solares y erupciones que pueden conducir a eyecciones de masa coronal que pueden impactar a la Tierra.

   Dependiendo de la magnitud de una erupción particular, una tormenta geomagnética puede resultar que es lo suficientemente potente como para alterar el campo magnético de la Tierra. Un evento de este tipo puede afectar a las redes eléctricas disparando interruptores automáticos, interrumpiendo la comunicación y la recopilación de datos por satélite causando interferencias de radio de onda corta y dañando los satélites en órbita y sus componentes electrónicos. SUVI permitirá que el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA proporcione advertencias meteorológicas tempranas a compañías eléctricas, proveedores de telecomunicaciones y operadores de satélites.

   SUVI sustituye al instrumento GOES Solar X-Ray Imager (SXI) en satélites GOES anteriores y representa un cambio tanto en la cobertura espectral como en la resolución espacial respecto a SXI.

   La NASA lanzó con éxito el GOES-R el 19 de noviembre de 2016, desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida y fue renombrado GOES-16 cuando alcanzó la órbita. GOES-16 ahora está observando el planeta desde una vista ecuatorial aproximadamente 36.000 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

   Los satélites de la NOAA son la columna vertebral de sus pronósticos meteorológicos que salvan vidas. El GOES-16 se basará en y extenderá el legado de más de 40 años de las observaciones por satélite de NOAA que el público estadounidense ha venido a confiar.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies