Estar limpios ayuda a los peces marinos a conservar su inteligencia

Acanthochromis polyacanthus, especie objeto de este estudio
NIKITA - FLICKR
Actualizado 07/03/2018 11:31:45 CET

   MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La infección con parásitos hace que tomar decisiones sea más difícil para los peces marinos que viven en los arrecifes de coral, por lo que permanecer limpios es vital para su supervivencia.

   Un estudio liderado por Sandra Binnning, de la Universidad de Montreal, destaca el importante papel de los parásitos y de los organismos de limpieza en la capacidad de toma de decisiones de los peces de arrecife. Binning y su equipo descubrieron que el pez de aguas marinas enfermo puede recuperarse al buscar otros animales como el "pez limpiador" con rayas azules, un pez de acuario común que come parásitos dañinos a sus "clientes", ayudándoles a mantenerse sanos.

   "Recogimos peces damiselas salvajes con o sin acceso a lábridos más limpios y probamos su capacidad para resolver una prueba de alimentación en el laboratorio --relata Binning--. Luego, comparamos su rendimiento con los peces que infectamos con parásitos de manera experimental. Encontramos que la infección con parásitos, especialmente en grandes cantidades, realmente afecta a la capacidad de los peces para aprender".

   Es posible que estos resultados no sorprendan a nadie que haya estado enfermo y haya intentado realizar actividades que requieran reflexión y concentración. "Cuando estamos enfermos, nuestro cuerpo desvía recursos de nuestro cerebro para combatir la infección --destaca Binning--. Esto hace que sea más difícil para nosotros pensar y aprender".

   Los humanos también pueden beneficiarse al permanecer libres de parásitos. "Los estudios han encontrado que los escolares con parásitos estomacales tienen peores resultados en las pruebas estandarizadas que sus pares sin parásitos --subraya Binning--. Tratar a estos niños con medicamentos antiparasitarios mejora su rendimiento".

PUEDEN SOLICITAR AYUDA A PECES LIMPIADORES

   Aunque los peces no pueden tomar medicamentos cuando se sienten mal, pueden solicitar la ayuda de peces limpiadores para ayudarles a librarse de sus parásitos. Este acceso a los servicios de limpieza puede mejorar drásticamente el rendimiento de un pez en una prueba de aprendizaje.

   Según Binning, "los lábridos limpiadores actúan como veterinarios del mar. Los clientes visitan a los limpiadores para eliminar sus parásitos, y esto les ayuda a aumentar su capacidad para pensar y resolver pruebas". También se sabe que las interacciones con lábridos reducen los niveles de estrés de sus clientes y aumentan el reclutamiento local de peces de arrecifes de coral.

   Sin embargo, este papel vital en el mantenimiento de comunidades de arrecifes saludables puede estar bajo amenaza: el pez limpiador se encuentra entre los peces marinos más capturados para la industria del acuario, debido a sus coloridos patrones y comportamiento carismático.

   "Es importante que entendamos los impactos del acceso reducido a productos de limpieza en peces clientes --dice Binning--. Los limpiadores pueden no ser el pez más grande o más abundante en el arrecife, pero afectan al bienestar de miles de sus clientes. Esto debe tenerse en cuenta al establecer los límites de recolección y la gestión de parques marinos".

   El estudio se publica en 'Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences'.