La nueva ley de RTVV permitirá la gestión de franjas de programación a empresas privadas

Císcar En La Rueda De Prensa Tras El Pleno Del Consell
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 17:30:47 CET

La elección del director general podrá decidirse por mayoría absoluta en la votación en las Corts

VALENCIA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente y portavoz del Consell, José Císcar, ha explicado que la nueva ley de RTVV establece un modelo de financiación mixta --de colaboración publico-privada--, que permitirá que determinadas franjas de programación "puedan ser realizadas por la iniciativa privada". Así, la Generalitat sólo se encargará de financiar aquellos contenidos que sean de "servicio público", que será definido en un contrato-programa revisable cada tres años.

Para la adjudicación de franjas de programación a empresas privadas, está previsto el pago de un canon por explotar este servicio o, cabe la posibilidad de que el Consell "pueda tener interés" en productos de iniciativa privada y aporte para ello fondos públicos, ha dicho.

Císcar se ha pronunciado de esta manera en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell en relación a la aprobación del proyecto de ley del Estatuto de Raditelevisión valenciana (RTVV). El Consell espera que pueda ser aprobada por las Corts antes de que finalice el próximo mes de julio y espera que entre en funcionamiento antes de que acabe el año. De esta manera, RTVV SA se convierte en una sociedad mercantil con especial autonomía que sucede a las sociedades TVV y Radio Autonomía Valenciana, como consecuencia de su fusión.

Uno de los puntos sobre los que se asienta la nueva ley es el 'Mandato-marco' que fija los objetivos y obligaciones de la programación y que será revisado cada nueve años por las Corts. Estos objetivos se desarrollarán con el contrato-programa --revisable cada tres años por las Corts--, que debe suscribirse tres meses después de la aprobación de la ley.

Por lo que se refiere a la financiación mixta, se consolida la separación de las actividades audiovisuales de servicio público de las que no lo son a fin de que la financiación pública "no sostenga contenido ni actividades ajenas al cumplimiento de la función esencial de servicio público".

En cuanto a lo que será "servicio público", Císcar ha explicado que serán "básicamente" los informativos, aquellos programas relacionados con la defensa y promoción del valenciano y de la cultura y señas de identidad valencianas. Así, ha puesto como ejemplo de servicio público la serie 'L'Alqueria Blanca' y como no servicio público, 'Tómbola'.

"Lo que no hace, por una cuestión de técnica legislativa" es concretar qué programación es servicio público y qué no; eso se hará mediante el contrato-programa", que deberá suscribir el Consell y RTVV, ha apuntado Císcar.

En este caso, ha precisado, preguntado por si el fútbol será de interés público, que eso lo determinará el contrato-programa aunque el parámetro que marcará "hasta dónde se puede llegar" es el objetivo de déficit cero.

CONTROL DE CONTENIDOS Y VALENCIANO

En este sentido, ha explicado que se creará una comisión de control de contenidos externa que deberá ser nombrada por las Corts Valencianes.

Además, ha apuntado que RTVV "utilizará preferentemente" el valenciano, aunque no se han establecido porcentajes de emisión. Además, deberá reservar como mínimo un 20 por ciento del tiempo de emisión anual a la difusión de obras valencianas. "Lo ideal es que se dé el caso de producción valenciana en valenciano", ha apuntado Císcar, quien ha agregado que se abre la posibilidad a una programación infantil plurilingüe. CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

Por otro lado, la elección del consejo de administración y del director general del ente se aprobará en las Corts con el apoyo de las tres quintas partes de la Cámara. En el caso del director general puede aprobarse también en una segunda votación pero, en este caso, se permitirá que sea mediante la mayoría absoluta para "evitar bloqueos", ha apuntado Císcar. En este sentido, se rebaja de 12 a 9 los miembros del consejo de administración, incluido el director general.

Éstos deberán acreditar su competencia profesional o empresarial mediante el desempeño, durante un plazo no inferior a cinco años, de funciones en órganos de administración, alta dirección, control o asesoramiento en entidades públicas o privadas o contar con méritos relevantes en el ámbito de la comunicación, cultura, función docente o investigadora.

Con la nueva ley, el Consell se concede la posibilidad de destituirles en caso de que haya una desviación del presupuesto del ente igual o superior al diez por ciento de las cifras aprobadas para el total de las dotaciones tanto del presupuesto de explotación como del presupuesto de capital.

También será motivo de destitución cuando la liquidación del presupuesto anual del Grupo RTVV determine la existencia de un déficit del resultado presupuestado con una desviación igual o superior al siete por ciento de la compensación otorgada para la prestación del servicio público.

Císcar ha explicado que el objetivo es el déficit cero pero que cabe la posibilidad de desvío presupuestario para "situaciones imprevistas" como puede ser un despliegue informativo en una catástrofe. Sin embargo, "todo es revisable", ha apostillado.

ERE

Inquirido por si en la nueva televisión ya no contará con los trabajadores afectados por el ERE, ha dicho que espera que este expediente "llegue antes de que entre en vigo la nueva ley". Sin embargo, ha precisado que "no tiene nada que ver el ERE con la nueva ley, porque el ERE "obedece a unas razones económicas y la ley a que necesitamos un nuevo modelo audiovisual que se adapte a la realidad actual".