José Carlos Martínez: "Bailaremos algo clásico cuando los bailarines puedan hacerlo bien"

José Carlos Martínez, Director De La CND
PEDRO ARNAY/CND
Actualizado 11/10/2011 18:08:12 CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

José Carlos Martínez, nuevo director de la Compañía Nacional de Danza (CND) incorporado a su cargo hace poco más de un mes, afronta el reto de crear un nuevo repertorio para esta formación que durante 20 años dirigió Nacho Duato y para ello contará con coreógrafos españoles. Asimismo, en un encuentro con medios de comunicación ha señalado que la compañía bailará algo clásico "cuando los bailarines puedan hacerlo bien".

Con estos mimbres, Martínez, durante 14 años bailarín estrella de la Ópera de París en donde aún tiene previsto actuar en dos ocasiones más (a finales de diciembre y el próximo mes de marzo), pretende conseguir que la CND encuentre "su identidad" y para ello tiene claro que es preciso "dar oportunidad" a los coreógrafos españoles, que hay y muchos, aunque cuidando de que quienes trabajen para la compañía "no vayan todos por el mismo camino".

El director de la CND insiste en que su proyecto pasa por una "apertura" hacia otros estilos y que no sea sólo el contemporáneo el que predomine, como venía ocurriendo hasta ahora con Duato. "Quiero que la compañía sea el motor de la danza en España y un proyecto integrador", afirma.

EL PERFIL DE LOS BAILARINES

José Carlos Martínez dice haber hallado unos bailarines "con muchas ganas de trabajar y no tan limitados al contemporáneo" como pudiera pensarse. "Los hay que tienen un perfil diferente. En principio debe interesarles mi proyecto porque algunos entraron aquí para trabajar con Nacho Duato", recuerda señalando que están pasado la fase de "conocimiento mutuo".

Si algo tiene claro el director es que los bailarines deben proceder de "horizontes diferentes" y que es preciso darles "visibilidad". En esta línea de trabajo su intención pasa también por invitar a otros bailarines españoles que están en compañías extranjeras a colaborar con la CND.

Martínez ha presentado los dos programas (en el futuro habrá tres) que interpretará la compañía en el Teatro de la Zarzuela, su sede principal, aunque con el Teatro Real ya hay conversaciones para ver cómo pueden estrechar lazos.

El primero de ellos, del 18 al 22 de enero de 2012 propone coreografías de Alejandro Cerrudo ('Extremely close'), Johan Inger ('Walking mad'), William Forsythe ('Artifact II') y Angelin Prejlocaj ('El espectro de la rosa'). Asimismo, habrá otra temporada en junio dedicada a Jiri Kylián que ofrecerá tres de sus coreografías. Con esta elección, Martínez pretende mostrar al público "por dónde va a transitar la compañía en el futuro".

Entre las novedades que ha apuntado el nuevo director de la CND figura la realización de un Taller que abrirá las puertas a los bailarines que tienen inquietudes como coreógrafos y que elaborarán una especie de segundo programa.

En cuanto a la CND2, "seguirá existiendo" aunque de una manera un tanto particular por el momento ya que se les juntará en ocasiones con el resto de la compañía para trabajar con los coreógrafos invitados. "La próxima temporada se renovará, pues quiero que vuelva a ser una compañía joven donde, pasados dos años, o se incorporen a la grande o se vayan a otras compañías".

Las giras continuarán según lo previsto y tras las primeras actuaciones en el Teatro de la Zarzuela hay prevista una visita a Santander donde se ofrecerá una nueva creación de la coreógrafa holandesa Ana López Ochoa.

UN "VOCABULARIO CLÁSICO"

José Carlos Martínez ha hecho hincapié en que la compañía asimilará un "vocabulario clásico" lo que no quiere decir que vayan a interpretar sólo las grandes obras clásicas. De hecho, aunque pudiera parecer lo contrario, los programas que desarrollarán en el Teatro de la Zarzuela "son bastante tradicionales". "No vamos a lo rompedor", asegura.

"No se trata de ir hacia el clásico, sí abrirse a horizontes diferentes. Y este proyecto llevará años de trabajo. Incluso yo ya no estaré y quien venga, si quiere, podrá continuarlo", ha explicado aclarando que lo que no se verá ya es sólo "lo de antes" sino que se irá "sumando" a lo ya hecho.

En total son ahora 42 los bailarines que tiene la CND y la CND2 y no habrá más, "no es viable en estos momentos", aunque se seguirán haciendo audiciones para ocupar los puestos que queden vacantes.

UNA IMAGEN EQUIVOCADA

Una de las dificultades con las que se ha encontrado Martínez a su llegada a la compañía ha sido que muchos bailarines "tenían una imagen equivocada" de él. "Creían que no encontrarían su sitio aquí. Inicialmente no había mucha confianza pero hemos hablado y están mucho más tranquilos al respecto. Después de un año de transición desde la marcha de Duato algunos incluso agradecen tener nuevos coreógrafos con los que trabajar", señala.

A diferencia de lo que le ha sucedido en la Ópera de París, donde los bailarines tienen fecha de caducidad, "algo un poco inhumano", él es de la opinión de que "han de bailar hasta que el cuerpo aguante y tengan algo que proponer".

Interpretar un repertorio más neoclásico o colaborar con coreógrafos de fuera a base de residencias de creación, son otros proyectos de futuro que se plantea el nuevo responsable de la compañía, y no tiene entre sus prioridades la de bailar. Asimismo, cree que el posible cambio de Gobierno no afectará desde el punto de vista artístico pero sí influirá desde el punto de vista de financiero, pues podrán hacer más o menos producciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies