Guerra sin cuartel", amor pasional y fotografía en 'Esperando a Robert Capa'

Susana Fortes
Europa Press
Actualizado 10/06/2009 20:17:55 CET

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La mirada tierna y sensual de Gerda Taro apoyada en la cama de un hotel y en pijama, desencadenó en la escritora Susana Fortes un torbellino emocional que plasmó en el papel en 'Esperando a Robert Capa' ganadora del Premio de Novela Fernando Lara 2009. Fortes consigue novelar la "guerra sin cuartel" y el amor pasional entre dos personajes legendarios, atrapados por la fotografía y las circunstancias históricas y fieles a su propia leyenda "hasta las últimas consecuencias", dijo Fortes.

Ella es Gerta Pohorylle, una judia alemana, que llega a París huyendo del nazismo. Él es un joven húngaro judío, extrovertido y charlatán, pero sin un céntimo, que viaja hasta París, donde converge la élite de los intelectuales, para abrirse camino en el campo de la fotografía.

Un viaje a la isla de Santa Margarita les convierte en amantes "inseparables" según Susana Fortes e inician una historia de amor "complicada" con broncas y reconciliaciones continuas.

La muerte le sorprendió a ambos cerca de las trincheras, a ella en un Brunete durante la Guerra Civil española, y a él en Indonesia en un campo de minas, pero ambos "inventaron una leyenda, que siguieron hasta sus últimas consecuencias", explicó Fortes.

SU GRAN JUEGO

Durante la presentación del libro en Madrid, Fortes subrayó que Robert Capa era un gran "jugador", que consideraba la vida como una "apuesta" en la que había que arriesgar al máximo. Entre sus mayores apuestas figuró ser el primer fotógrafo que salió en la primera oleada durante el desembarco de Normandía en la Segunda Guerra Mundial.

El libro, que aúna amor, guerra y fotografía describe la vida y el amor de estos dos personajes de "leyenda" desde 1935 hasta 1937 mientras Europa estaba "a punto de saltar por los aires", explicó Susana Fortes.

Ambos se conocen como refugiados en París y desde entonces viven una intensa historia de amor y una relación profunda y competitiva, "hasta en el campo fotografía, donde ella necesitó su propio espacio y salir del personaje y de la marca Capa, que habían inventado", indicó la autora.

Entre los objetivos de esta pareja, se encontraba fotografiar la victoria republicana, pues ambos fueron antifascistas, y por ello viajaron a España para tomar imágenes de las milicianas en Barcelona o del infierno de los bombardeos.

Con un lenguaje periodístico "muy vinculado a la imagen", Fortes describe el gran "choque de egos" y la "guerra sin cuartel" entre dos personajes que actuaron guiados por el azar y el destino; que arriesgaron y perdieron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies