Los salarios más bajos caen en España un 28% durante la crisis, según Oxfam Intermón

Actualizado 03/11/2016 13:54:54 CET

   MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los salarios del 10 por ciento de la población española que cobra menos (una media de 375 euros al mes) cayeron cerca del 28 por ciento entre 2008 y 2014, según un informe de Oxfam Intermón, presentado este jueves 3 de noviembre bajo el título 'Bajan los salarios, crece la desigualdad: el impacto de las diferencias salariales en los hogares'.

   En este sentido, el estudio muestra que el 30 por ciento de la población que menos cobra perdió más del 18 por ciento de su poder adquisitivo, lo que, según Oxfam Intermón, supuso que el 60 por ciento de personas trabajadoras vieran caer su nómina en un 10 por ciento, mientras los salarios más altos (5.628 euros de media al mes) han aumentado.

   Según el informe de la ONG, España muestra niveles de desigualdad salarial "muy altos, muy lejos de la presente en países de nuestro entorno europeo como Italia, Grecia, Noruega, Bélgica o Francia". En España, además, la crisis económica ha provocado un "contexto general de devaluación salarial", donde el salario medio ha caído un 6,1 por ciento entre 2008 y 2014.

   "En España, cuarto país de Europa con mayor desigualdad de renta en 2014 y con un 28,6 por ciento de la población en riesgo de pobreza y exclusión en 2015 (más de 13,2 millones de personas), la brecha entre los hogares más ricos y pobres crece: mientras en 2006 el 10 por ciento más rico disfrutaba de una renta 10 veces superior a la del 10 por ciento más pobre, en 2015 esta diferencia fue de 15 veces", destaca el estudio.

   En palabras del investigador y economista Íñigo Macías, esto se traduce en el hecho de que el 10% que más gana en España acumula una cuarta parte de la renta del país, lo mismo que acumula el 50% más pobre del país.

LA DESIGUALDAD GENERA POBREZA

   En el contexto general de una reducción salarial durante la crisis económica, los autores del estudio ponen de relieve que esta no se ha producido de manera uniforme sino que ha afectado especialmente al 10% de los trabajadores con rentas más bajas, entre los que esta reducción ha sido del 28%, mientras que los trabajadores con mayores salarios "apenas se han visto afectados", según señala.

   Fruto de todo ello, el informe destaca que actualmente hay en España en torno a 3 millones de personas con una retribución igual o inferior al salario mínimo interprofesional, salario que, en España, corresponde al 35% de la renta media de los trabajadores, frente al 60% que pide la UE a los países. El 13,2% de los trabajadores en España se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social, según el documento.

   "El salario bruto anual está en 11.000 euros, a poco más de 1.000 euros de la línea de la pobreza. Si contamos con que en muchos casos se trata de salarios familiares, que en muchos casos solo tienen un salario, estaríamos hablando directamente de una situación de pobreza", destaca la economista y responsable de Incidencia Política de Oxfam Intermón, Lara Contreras.

   De hecho, los datos que incluye el informe sitúan a España como el cuarto país de la UE con mayor proporción de trabajadores en situación o riesgo de pobreza y exclusión, entre los cuales destacan, según Macías, el perfil de las mujeres y el perfil de los jóvenes como los colectivos que "más brutalmente han sufrido la disminución salarial" durante la crisis económica.

   "De promedio, las mujeres en España necesitan 50 días más de trabajo para igualar el salario promedio de los hombres, lo que nos sitúa en un segundo puesto en cuanto a mujeres trabajadoras pobres, solo por detrás de Rumanía. Los jóvenes también han sido quienes han cargado con la fuerte devaluación salarial. El 21% de los jóvenes trabajadores menores de 24 años están en riesgo de pobreza y exclusión", asegura Macías.

"CUESTIÓN DE JUSTICIA": PROPUESTAS CONTRA LA DESIGUALDAD

   El investigador y economista ha reconocido que, en el contexto de un incremento global de la desigualdad, se ha producido también la salida de la pobreza de millones de persona, aunque ha señalado que "habría que preguntar si tener un 1,90 dólares al día es suficiente para tener una vida digna".

   Además, señala que se trata también de una "cuestión de justicia" y señala que habría que ver "cuánta más gente habría salido de la pobreza si hubiera un sistema económico más justo" que el actual, en el que, según ha indicado, "se otorga más a los que más tienen" y no se reparte "de manera justa" el rendimiento del trabajo.

   "Serían muchísimas más personas las que saldrían del umbral de 1,90 dólares y tendrían un nivel de vida muy superior --asegura--. En el último año el PIB Mundial se ha multiplicado por dos pero no todos han multiplicado su renta por dos".

   Por ello el documento publicado por Oxfam Intermón, incluye una batería de propuestas para reducir la desigualdad salarial en España, entre las que figura la necesidad de poner coto a la desigualdad salarial dentro de las empresas hasta un máximo de 1 a 10 entre los salarios más bajos y los más altos. Según ha indicado Lara Contreras, una de las herramientas que podrían resultar eficaces de cara a implementar esta medida sería condicionar los beneficios fiscales para las empresas al cumplimiento de esta ratio de escalas salariales.

   Otra posible medida, según indica, sería establecer esta escala salarial por medio de una ley, de modo que "obligue a los directores Ejecutivos a que si quieren subirse el salario porque han aumentado los beneficios de la empresa, tengan que subírselo al resto de la plantilla, incluyendo los salarios más bajos".

   "Un alto ejecutivo de las empresas del Ibex35 gana 96 veces lo que gana un salario medio (de entorno a 22.000 euros brutos al año) y un alto directivo normal, 51 veces más", ha señalado.

   Asimismo, las medidas propuestas por Oxfam Intermón incluyen una nueva legislación para garantizar una contratación pública "más justa" que trasponga la nueva directiva europea sobre trabajadores del sector público.

   Otra de las propuestas consistiría en incrementar los tipos impositivos de los salarios más altos, que actualmente se sitúan en un 45%, según ha indicado.

SUBIR EL SALARIO MÍNIMO EN LOS PRIMEROS 100 DÍAS DE GOBIERNO

   Además, Contreras ha recordado al Gobierno y a todos los grupos políticos que en la pasada legislatura "se comprometieron unánimemente con una proposición no de ley para incrementar el salario mínimo interprofesional al 60% del salario medio, como pide la carta Europea".

   Por ello, ha mostrado su confianza en que cumplan con este compromiso y que se ponga en marcha "los 100 primeros días de Gobierno".

   "Si se incrementa el salario de las personas que menos ganan significa que el consumo se incrementaría notablemente y no se puede demostrar que se reduciría el empleo por un incremento del salario mínimo", asegura.