350.000 firmas reclaman Ningún Niño Sin Terapia: "Queremos adultos que sean autónomos"

Actualizado 13/12/2017 14:42:43 CET
Nigún niño sin terapia
EUROPA PRESS

   MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Los padres agrupados en torno a la plataforma Ningún Niño Sin Terapia han entregado este miércoles en el Congreso de los Diputados 350.000 firmas de ciudadanos recogidas en Change.org para reclamar una ley que garantice el tratamiento a los niños con discapacidades y/o enfermedades mientras éste sea necesario.

   Conforme ha explicado a las puertas del Congreso Beatriz Herranz Migueláñez, promotora de una cuestación de firmas que ha recabado ya más de 146.000 apoyos, a los niños como el suyo, que tiene una discapacidad motora del 90%, los gobiernos autonómicos les retiran las terapias cuando cumplen los seis años de edad aunque las sigan necesitando, de forma que son los padres quien han de afrontar el elevado coste de los tratamientos.

   Eso, cuando la comunidad autónoma presta algún tipo de cobertura, porque según ha dicho, no es generalizado. "En unas dejan de recibir las terapias a partir de los 6 años, en otras es de 0 a 3 y en otras como Canarias no hay atención temprana", ha denunciado, para incidir en la necesidad de una ley que de homogeneidad a estos servicios en todo el territorio nacional y que además, suba los estándares.

   En este sentido, explica que hasta los 6 años, los niños en el colegio reciben terapias pero "no son suficientes": "Reciben audición y lenguaje pero no reciben logopedia y hay niños que necesitan un logopeda; o reciben fisioterapia pero no terapia ocupacional, que en el caso de mi hijo es muy importante para que pueda ser autónomo el día de mañana".

   "No queremos niños que a partir de los 18 años estén cobrando pensiones, queremos niños que sean capaces de ganarse su sueldo y eso se consigue trabajando con ellos diariamente. Lo que queremos conseguir es que haya una ley que regularice todo esto para que tengan una mayor inclusión social", ha sentenciado.

   Su hijo Iker ya ha pasado la barrera de los seis años y para su madre, tal y como explica, es difícil de explicar que si aún no es capaz de realizar por sí mismo actividades como ir al baño, haya perdido ese apoyo. En la actualidad recibe dos sesiones semanales de fisioterapia, un total de hora y media que para un niño con un 90% de discapacidad motora se hace "muy escaso".

   Cuenta que "la mayoría dela gente se gasta entre 300 y 400 euros al mes" en las terapias de sus niños "porque es lo que más o menos" se pueden permitir. En su caso, "si contara las terapias que a Iker le han quitado desde el año pasado llegaría a los 1.000 euros al mes sin contar el transporte".

   Dice que recibe becas, sí, y en su caso también la ayuda máxima por dependencia. Con la primera, ingresa 900 euros al mes aunque ella gasta más de 3.000 euros "solamente durante el curso escolar" en logopedia, un apoyo que sigue durante el verano. Con la segunda ayuda, percibe 380 euros, y "solamente entre medicaciones y pañales no se cubre".

   "Tienes que recurrir siempre a la solidaridad de la gente, que te hagan un festival o que alguien anónimo un año te pague la piscina. Así vamos los padres", ha señalado. Es el mismo mensaje que trasladará al grupo de diputados que les van a recibir en la Cámara Baja. Que las necesidades de estos niños no acaban a los 6 años y que hay alternativas. Sólo falta la determinación política para ponerlas en marcha.