Fundación Aspacia denuncia la expulsión inminente de una mujer rusa que fue víctima de una agresión sexual en Ourense

 

Fundación Aspacia denuncia la expulsión inminente de una mujer rusa que fue víctima de una agresión sexual en Ourense

Publicado 03/12/2013 19:24:00CET

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Fundación Aspacia ha denunciado este martes la inminente deportación de Vera R., una mujer rusa de 52 años que estando sin permiso de residencia en España, denunció haber sido violada en Ourense a punta de pistola por dos hombres el pasado mes de marzo. Según afirma esta organización, mañana será enviada de vuelta a su país de origen aunque lleva desde 2007 residiendo en suelo español.

El caso de Vera figura en un informe y un documental que Fundación Aspacia presentó hace apenas dos semanas sobre la impunidad de los abusos sexuales en España cuando las víctimas son extranjeras en situación irregular. El trabajo estaba encaminado precisamente a visibilizar la vulnerabilidad de estas mujeres, que se exponen a la expulsión si presentan denuncia en instancias policiales.

Bajo el nombre falso de Olga, Vera cuenta en el informe cómo una ambulancia la recogió en una calle de Ourense después de sufrir una violación múltiple y explica que la Guardia Civil le tomó declaración en el hospital sin dar crédito a su denuncia. No llegó a comparecer ante un juez y fue ingresada en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Madrid, del que salió al cabo de 48 días, según señala el trabajo.

"Fue asaltada por dos hombres encapuchados que bajaron de un coche y a punta de pistola, la obligaron a subir a un monte cercano. Tras violarla y golpearla, la dejaron en el monte desnuda. Llegó al hospital en ambulancia. Después de hacerle las pruebas salió del hospital al que tuvo que regresar dos días después por sangrado vaginal. Un mes después, Vera recibió una factura del hospital por valor de 893,83 euros por las tres intervenciones médicas", concreta Aspacia.

El informe relata que en las semanas que siguieron a la agresión, "Vera no fue citada por el juzgado para comparecer como víctima", sino que "tras una sucesión de acontecimientos", fue denunciada por la policía por simulación de delito y el juez del caso cerró las diligencias sobre la violación que había abierto sin tomarle declaración.

"Tras su salida del CIE de Aluche, La Fundación Aspacia, Pueblos Unidos, su abogado de oficio y la Comisión para la Prevención de la Tortura, estamos acompañando y apoyando a Vera en su proceso de obtención de justicia y reparación psicosocial. A pesar de todo, hemos recibido la llamada de su pareja, ciudadano español, alertando de su expulsión inmediata", explica la organización.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies