CCOO considera "nefastos" los PGE para Extremadura y pide a Vara un "liderazgo claro"

 

CCOO considera "nefastos" los PGE para Extremadura y pide a Vara un "liderazgo claro"

Julián Carretero
EUROPA PRESS
Actualizado 05/04/2017 12:42:13 CET

   Carretero considera "un ataque sin precedentes" a la región al suprimir la deuda histórica, el plan de empleo y por la reducción de inversiones

   MÉRIDA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general de CCOO Extremadura, Julián Carretero, ha señalado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) son "nefastos" para la comunidad y reclama al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que "lidere la ilusión" de un pueblo que está "cansado" de los "ninguneos" del Gobierno de Mariano Rajoy.

   Carretero, que ha comparecido este miércoles en rueda de prensa para valorar los PGE, considera que Extremadura no se puede conformar con las cuentas presentadas por el Gobierno, que suponen "un ataque sin precedentes" al pueblo extremeño y a sus "necesidades reales", teniendo en cuenta que suprimen la deuda histórica, que "ni está ni se la espera", al igual que el demandado Plan de Empleo Especial, las inversiones del 1% del PIB recogidas en el Estatuto de Autonomía, así como contemplan una reducción del 17 por ciento de las inversiones reales.

   En este punto, ha dedicado una mención especial a la situación del tren extremeño, ante lo cual ha demandado a los firmantes del Pacto por el Ferrocarril que exijan al Gobierno, no lo anunciado por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y que recogen los PGE, sino los dos principales puntos de dicho acuerdo suscrito por la Junta, todos los partidos extremeños, incluido el PP, los sindicatos y la patronal.

   Estas dos reivindicaciones se refieren a la electrificación antes de 2020 de la línea Badajoz-Madrid para viajeros y de la línea Badajoz-Puertollano por Brazatortas, para las mercancías.

   Para ello, ha señalado que "es clave el papel de liderazgo de la Junta, con su presidente a la cabeza", ha insistido Carretero, quien asimismo ha exigido a los "representantes del Gobierno en la región", en referencia a la delegada del Gobierno, Cristina Herrera, y al presidente del PP regional, José Antonio Monago, que "no metan el dedo en la herida" y que no caigan en la "demagogia" de aludir a las programaciones plurianuales de los presupuestos.

   Según ha dicho, estas programaciones son únicamente informativas, y de haberse cumplido, en Extremadura ya habría "siete AVE" circulando. En este sentido, ha recordado que la primera vez que unos PGE contemplaron las partidas para el corredor extremeño fue en 2004, donde se cifró en 4.200 millones la inversión total, de los cuáles, trece años después, la cantidad invertida no ha llegado a los 1.000 millones.

   De esta forma, con los 183 millones presupuestados para este ejercicio "en 2020 no hay trenes que lleven a Madrid a los pasajeros en tres horas y treinta minutos. No los hay, se pongan como se pongan", ha remarcado Carretero.

RESPONSABILIDAD DE VARA Y MONAGO

   Así, además de exigir a Vara que se ponga a "liderar de verdad la ilusión de los extremeños" y que sea "beligerante" ante el Gobierno de Rajoy para no ser "protagonista de la frustración" de la comunidad, ha señalado que Monago, quien ha tenido responsabilidades de gobierno en este tiempo, "no se puede ir de rositas".

   "Se necesita un liderazgo claro por parte de la Junta de Extremadura, y que el PP en Extremadura deje de mirarse al ombligo y al espejo. Monago no puede seguir aprovechando más la situación de Extremadura ocultar aquello que hizo durante su mandato, que fue dejar esquilmada esta región".

   Según ha dicho, el presidente del PP en la región dejó durante su mandato, entre 2011 y 2015, dos "lindezas", como son el cambio del AVE por un tren de altas prestaciones que "nadie sabe lo que es", y un incremento de la participación de la Junta en la construcción de la Plataforma Logística de Badajoz. Al respecto, ha señalado que si inicialmente la comunidad se hacía cargo del 25 por ciento de la misma, y el resto, el Gobierno, ahora el Ejecutivo regional debe asumir el 75 por ciento.

   "Vara tiene que liderar los sentimientos de este pueblo", ha insistido, porque de lo contrario "este pueblo se va a aburrir y se va a tirar por la ventana, frustrado. Y Monago debe dejar de poner chinitas, y se pone en la pancarta con Vara, o si no, que sepamos que está de espaldas... y lo arrollaremos".

   Por ello, considera que es el momento de "atarse los machos" y de "plantarse en el ministerio" para entablar una "negociación bilateral" entre el Gobierno y la Junta para planificar las inversiones previstas en el ferrocarril extremeño.

   Además, y preguntado sobre si va a plantear una nueva reunión del Pacto por el Ferrocarril, ha señalado que "sobran las reuniones" y que lo que se necesitan son "hechos".

RAJOY "NINGUNEA" A EXTREMADURA

   Por todo ello, Carretero ha mostrado su decepción con estas cuentas tras señalar que esperaba que estos presupuestos fueran una muestra de que "de verdad el Gobierno tenía cierta consideración por las necesidades reales de Extremadura", que según ha dicho es la comunidad con más desempleo y no tiene "ni un kilómetro de línea electrificada" de tren.

   "El Gobierno de Rajoy engaña y ningunea clarísimamente a Extremadura, a los extremeños, a la Junta y al presidente de la Junta", ha espetado Carretero, quien además ha reconocido que no confía en que las cuentas puedan ser mejoradas durante su trámite parlamentario, puesto que el Congreso "no es una cámara territorial".

   Más allá del ferrocarril, considera que estas cuentas son "restrictivas con los trabajadores" extremeños, puesto que "hacen recaer de manera importante el ajuste" sobre los más desfavorecidos y la clase trabajadora, especialmente sobre los empleados públicos y los pensionistas, ha señalado.

65 MILLONES MENOS PARA TRABAJADORES Y PENSIONISTAS

   En concreto, ha dicho que estos dos colectivos, que suponen un tercio de la población extremeña, van a perder 65 millones de euros en 2017, debido a la pérdida de poder adquisitivo que supondrá --y sus consecuencias negativas para el consumo interior-- el incremento salarial del 1 por ciento para los empleados públicos, y la revalorización del 0,25 por ciento de las pensiones, mientras que la inflación rondará el 2 por ciento.

   Asimismo, ha llamado la atención sobre la ejecución presupuestaria de las cuentas, dado que teniendo en cuenta el calendario de aprobación de las mismas, y que el pasado año el Ministerio de Hacienda ordenó el cierre presupuestario en julio, las inversiones previstas deberán licitarse en apenas cuatro o cinco meses, con lo que no se haya puesto en marcha para entonces, se habrá perdido.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies