La nueva regulación de purines de la PAC hace "inviables" las granjas gallegas, según Unións Agrarias

Publicado 21/11/2017 20:37:03CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Unións Agrarias ha solicitado la puesta en marcha de una mesa de trabajo por parte de la Consellería do Medio Rural, que estudie soluciones para atenuar el impacto previsto por las nuevas exigencias de la PAC, referidas al tratamiento de purines, y que hacen "inviables" las granjas gallegas.

Tal como se recoge en el Real decreto 988/2017 sobre las condiciones que las granjas deben cumplir para poder recibir ayudas de la Política Agraria Común en el año 2018, la regulación nacional establece la prohibición de que los purines puedan ser aplicados en superficie por medio de cisternas tal como se ven practicando en la actualidad.

Sin embargo, la norma establece que este abono orgánico suelo pueda se inyectado en las tierras, lo cual resulta "completamente inviable económicamente" para el modelo de explotaciones ganaderas de Galicia.

El sector ganadero gallego produce cada año unos 15 millones de metros cúbicos de purín que se usa como fertilizante base en las explotaciones ganaderas, por lo que "de no instruir un reglamento corrector, el medio rural gallego tendría además de un gravísimo problema económico, se vería abocado a un colapso medioambiental por la imposibilidad de tratar los residuos en las explotaciones".