CSIF-Galicia denuncia que "no hay diálogo" con el sector público y cree esa actitud "volver prácticamente al franquismo"

Rueda De Prensa De CSIF GALICIA
EUROPA PRESS
Actualizado 24/02/2012 16:58:45 CET

Méndez Castro cree que es el "momento de poner en valor los servicios públicos" y advierte de que se quiere "especular" con ellos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El recién reelegido presidente del sindicato CSIF-Galicia, José Francisco Méndez Castro, ha denunciado este viernes que "no existe diálogo con los empleados públicos" y ha considerado que se "están imponiendo medidas sin más", estableciendo unas "relaciones laborales en el sector público que "no tienen precedente" y que suponen "prácticamente la vuelta al franquismo".

Así lo ha manifestado en rueda de prensa en un receso del sexto congreso de este sindicato, mayoritario entre los empleados públicos, y que este viernes ha renovado con un 92,6 por ciento de los votos de los 150 compromisarios la gestión de Méndez Castro.

Acompañado por el presidente nacional del sindicato, Miguel Borra Izquierdo, Méndez Castro se ha referido así a las últimas decisiones del Gobierno gallego, en concreto, a la futura ley que regulará los recortes en este ámbito y que el próximo martes comienza su tramitación por urgencia en la Cámara autonómica. Precisamente, este sindicato tiene previstas acciones para el lunes --con encierros en centros de trabajo-- y el propio martes en que comienza el pleno y se debatirá el texto de la normativa --con concentraciones ante el Pazo do Hórreo--.

"Los empleados públicos estamos sufriendo un problema, y es que no existe diálogo con los empleados públicos", ha analizado el dirigente sindical, quien ha criticado que "se presentan las medidas de los gobiernos de Zapatero, Rajoy y Feijóo y no hay negociación colectiva".

"Y aun por encima, se hace por trámite de urgencia parlamentaria, son medidas que se imponen sin más, relaciones laborales que no tienen precedente, y que suponen prácticamente la vuelta al franquismo", ha reprobado, al tiempo que ha denunciado que supone una actitud de "ordeno y mando".

Durante su intervención, ha lamentado que los empleados públicos estén siendo "cuestionados" por parte de la clase política "tanto con este gobierno, como por el anterior", y ha demandado un "cambio" frente a los "recortes salariales y de los servicios públicos".

"Es el momento de poner en valor los servicios públicos, que son los que garantizan nuestro estado de bienestar, permiten que los servicios básicos sean más igualitarios", ha proclamado.

Asimismo, ha incidido en que "es momento de denunciar que determinados sectores de este país, que ya no tienen para especular con otros sectores como la construcción, quieren empezar a especular con nuestra sanidad, con nuestra enseñanza y con los servicios sociales", ha advertido en sus declaraciones.

Además, el presidente de CSIF-Galicia ha emplazado a espera que se conozca el texto al completo de la futura ley que comenzará a hora su trámite parlamentario para decidir "si es viable su impugnación o no" ante la Justicia.

REUNIÓN CON LOS PARLAMENTARIOS

Por su parte, el presidente nacional del sindicato ha señalado que va a haber dos momentos "clave", por un lado el trámite parlamentario, y por otro, saber cómo salen los presupuestos del Estado para 2012.

"Siempre que existen cauces de negociación, nuestra organización es partidaria de negociar, pero no nos ha temblado nunca el pulso cuando hemos tenido que salir a la calle o convocar cualquiera actuación que hemos considerado necesario", ha señalado, para indicar que "de momento, la música no les gusta".

En este sentido, ha señalado que CSIF ya ha enviado una carta a los grupos parlamentarios para poder explicarle la postura de este sindicato sobre la reforma laboral, puesto que es el sindicato más "representativo" en el ámbito de las administraciones públicas.

"No nos gusta", ha manifestado en referencia a la reforma laboral Borra Izquierdo, quien ha denunciado que su sindicato "no ha sido convocado para negociar nada" en la reforma laboral. En todo caso, ha incidido en que agotarán la vía de la negociación antes de cualquier otra actuación, así como ha esperado que el Gobierno central "no cometa el mismo error de imponer" que el ejecutivo anterior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies