La Guardia Civil denuncia a dos ciclistas que dieron positivo en el control de alcoholemia

La Guardia Civil intercepta a un ciclista
GUARDIA CIVIL
Publicado 15/07/2018 17:10:44CET

   El Instituto Armado recuerda que los ciclistas tienen las mismas responsabilidades y exigencias que los conductores de vehículos a motor

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha denunciado a dos ciclistas que fueron interceptados circulando bajo los efectos del alcohol en carreteras de la provincia de Pontevedra. Los ciclistas se enfrentan a multas de hasta 1.000 euros además de a la inmovilización del vehículo.

   Los dos casos se produjeron esta semana, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado en el que recuerda que los ciclistas tienen las mismas responsabilidades y obligaciones en las vías públicas que los conductores de vehículos a motor y, por lo tanto, la tasa máxima de alcoholemia permitida es de 0,25 mg/l.

   El primero de ellos, vecino de Barro de 29 años de edad, fue interceptado en el municipio de Portas, luego de que los agentes recibiesen un aviso en el que alertaban de la presencia de un ciclista transitando por la N-550 con "evidentes síntomas de embriaguez".

   Una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra localizó al ciclista en la zona de la Barosa, circulando en zigzag e invadiendo el sentido contrario a su marcha. Tras ser sometido a la prueba de alcoholemia, arrojó un resultado positivo casi tres veces por encima del límite permitido.

   El pasado jueves, otro ciclista fue localizado rodando bajo los efectos del alcohol en la carretera EP-2402 a su paso por la zona de Torneiros, en el Ayuntamiento de Mos. En este caso, el varón, de 49 años y vecino de Mos, dio un resultado de 1,18 mg/l.