Los ciudadanos de Baleares entre los que más aluden a la corrupción y el fraude como problemas que les afectan

Actualizado 28/04/2011 22:58:58 CET

Son los que peor valoran la calidad del agua y Baleares es la región con mayor porcentaje de gente que cree insuficientes los equipamientos culturales

PALMA DE MALLORCA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los ciudadanos de Baleares son, junto a la Comunidad Valenciana los que más frecuentemente aluden al fraude y a la corrupción como problemas que afectan a la sociedad, según revela el informe 'Agenda Pública y Satisfacción con los Servicios Públicos en el Estado Autonómico', elaborado por la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios (Aeval).

El informe también desvela que, por su parte, vascos, catalanes, navarros y aragoneses se refieren especialmente a la clase política y los partidos políticos.

Por otro lado, el estudio destaca que en Baleares, el porcentaje de ciudadanos que considera la sanidad como un problema es menor que en el resto del territorio nacional, ya que no alcanza ni el 3 por ciento.

Así, el 68 por ciento de la ciudadanía está satisfecha con los cuatro servicios de la sanidad pública: atención primaria (69 por ciento), especializada (64 por ciento), ingreso y asistencia en hospitales (72 por ciento) y urgencias hospitalarias (58 por ciento), de forma que se trata de porcentajes superiores a la media nacional, donde el nivel de satisfacción alcanza el 60 por ciento.

Asimismo, en el caso de las islas, sucede un fenómeno algo distinto al resto de territorios, puesto que en esta Comunidad se evalúa mejor la educación en su conjunto que los servicios educativos específicos. Así, algunos de estos servicios son evaluados de forma positiva por unos pocos ciudadanos más que la media nacional y, sin embargo, en relación con otros ocurre lo contrario.

Concretamente, siete de cada diez ciudadanos de Baleares (70 por ciento) piensa que las escuelas infantiles son insuficientes, si bien únicamente el 8 por ciento de la población sostiene que la educación es uno de los tres principales problemas que tiene la Comunidad Autónoma, teniendo en cuenta que casi seis de cada diez ciudadanos está satisfecho con la educación pública.

Mientras, en el archipiélago, las transferencias monetarias analizadas se valoran mejor que en el resto de España, destacando la buena valoración de las becas de estudios, ya que el 56 por ciento de la población está ssatisfecha con las mismas.

Mientras, el grado de satisfacción alcanza el 73 por ciento con el cheque bebé; el 45 por ciento con la renta de emancipación de los jóvenes; el 44 por ciento en las ayudas públicas para la rehabilitación de viviendas; el 38 por ciento en los salarios sociales para personas sin ingresos y sólo el 33 por ciento en las ayudas para personas dependientes.

Además, en Baleares también existe un porcentaje mayor de satisfacción respecto a la media nacional en relación con el servicio de intermediación laboral, aunque, como en el resto de Comunidades, el porcentaje de satisfechos (30 por ciento) es inferior al de insatisfechos (70 por ciento).

Por otra parte, el estudio desvela que los ciudadanos que residen en Baleares están menos preocupados por la inseguridad ciudadana que la media de España, si bien quien está preocupado en este sentido, lo está, sobre todo, por los robos y atracos en viviendas. Concretamente, sólo el 6 por ciento sitúa la inseguridad como uno de los principales problemas de la Comunidad y un 4 por ciento como un problema personal, frente al 10 y al 7 por ciento, respectivamente de la media nacional.

TRANSPORTES Y CALIDAD DEL AGUA

El informe también revela que en las islas, al igual que ocurre en otras regiones, los ciudadanos espontáneamente citan los transportes públicos como un problema de la Comunidad Autónoma, concretamente, lo hace poco más de un 8 por ciento, si bien es el territorio donde más preocupa este asunto. Así, la mitad de la población está satisfecha con el transporte, frente a la otra mitad que admite estar insatisfecha.

En particular, Baleares es una de las Comunidades en las que el porcentaje de insatisfechos con los autobuses urbanos y, especialmente, los interurbanos, es menor, con un 37 y un 42 por ciento, respectivamente, mientras que, por otro lado, la valoración de las obras públicas está por debajo de la media española.

En relación a la calidad del agua, en Baleares más del 50 por ciento de sus ciudadanos la valora negativamente, lo que la diferencia de la media nacional, donde casi el 70 por ciento la valora positivamente y la convierte en la Comunidad con peor valoración de la calidad del agua.

Finalmente, en Baleares se da el mayor porcentaje de ciudadanos que piensa que los equipamientos relacionados con la cultura son insuficientes, al alcanzar el 60 por ciento, frente al 48 por ciento de media estatal.