Argelia estudia conceder la residencia y permisos laborales a inmigrantes africanos en situación irregular

Publicado 03/07/2017 21:09:56CET

ARGEL, 3 Jul. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Argelia estudia conceder derechos de residencia y permisos de trabajo a inmigrantes africanos que se encuentren de manera irregular en el país, una medida con la que trata de incorporar mano de obra y combatir el racismo.

El proyecto del primer ministro de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, se ha dado a conocer después del lanzamiento de una campaña en Internet anónima que insulta a los inmigrantes africanos y les acusa de ocupar puestos de trabajo y propagar el VIH.

El Ministerio del Interior y los servicios de seguridad están organizando un censo con personas que podrían optar a la residencia. "Obtendrán un documento de residencia que les permitirá conseguir un empleo", explicó el viernes Tebboune en el Parlamento. "No vamos a permitir que ninguna ONG ni nadie manche la imagen de nuestro país", apuntó.

Según cifras no oficiales, en Argelia hay cerca de 100.000 migrantes africanos, la mayoría proceden de Mali, Níger y Burkina Faso y han llegado huyendo de la pobreza y el terrorismo en sus países de origen. Muchos utilizan Argelia como un país de tránsito en su ruta hacia Europa, cruzando el Mediterráneo desde Libia.

"El objetivo de la mayoría de los inmigrantes es llegar a El Dorado en Europa", ha apuntado el economista Arslan Chikhaoui en declaraciones recogidas por Reuters. "Argelia sigue siendo sólo un destino de tránsito", ha añadido. De hecho, muchos economistas consideran que la iniciativa del Gobierno servirá para llevar un registro más exhaustivo de las personas que cruzan la frontera sur del país, donde están activas varias milicias islámicas.

En Argelia el desempleo juvenil se sitúa alrededor del 30 por ciento y los planes gubernamentales, que tratan de diversificar una economía basada en el petróleo y el gas, se enfrentan a la falta de trabajadores en varios de los sectores que pretende impulsar, como el agrícola y el de la construcción.

"Son muy buenas noticias, estaré muy feliz de poder trabajar bajo el marco de la ley", ha declarado un hombre de Mali que trabaja ilegalmente como albañil en Oulet Fayet, en el oeste de Argel.

LUCHA CONTRA EL RACISMO

El mes pasado se difundió el 'hashtag' "No a los africanos en Argelia" en una iniciativa que pedía expulsar a los inmigrantes para proteger a las familias argelinas y prevenir el "caos". La campaña digital contra los inmigrantes ha conmocionado al propio Gobierno de Argelia, un país que se enorgullece de su historia contra el colonialismo y que obtuvo la independencia de Francia en 1962.

En muchas ocasiones las tensiones entre argelinos y migrantes han desencadenado fuertes disturbios. En 2016 en Béchar, en el oeste de Argelia, se produjeron enfrentamientos después de que varios grupos locales creyeran que una mujer había sido secuestrada por personas migrantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies