Asciende a 18 la cifra de muertos y más de 430 personas siguen desaparecidas tras el naufragio en el Yangtsé

 

Asciende a 18 la cifra de muertos y más de 430 personas siguen desaparecidas tras el naufragio en el Yangtsé

Labores ed rescate del crucero chino naufragado en el río Yangtze
REUTERS
Actualizado 03/06/2015 9:49:11 CET

CONDADO DE JIANLI (CHINA), 3 Jun. (Reuters/EP) -

Los equipos de rescate que trabajan en el río Yangtsé, en la zona donde se produjo el hundimiento de un barco con más de 450 pasajeros a bordo, han confirmado la muerte de 18 personas, mientras que la cifra de rescatados se mantienen en catorce. Los rescatistas siguen trabajando para tratar de encontrar con vida a algunos de los centenares de desaparecidos.

Hasta el momento, más de 415 personas siguen desaparecidas. Este naufragio podría convertirse en la mayor tragedia naval reciente en Asia, junto al hundimiento del ferry 'Sewol' en Corea del Sur en abril de 2014, en el que perdieron la vida 304 personas, en su mayoría alumnos de un instituto. Sería, además, el siniestro naval más grave registrado en China en los últimos 70 años.

Los equipos de emergencia están afrontando unas duras condiciones meteorológicas que complican sus labores de rescate en el interior del buque, que quedó volcado tras naufragar en la noche del pasado lunes por el paso de un tornado por esa zona.

Decenas de buzos siguen trabajando este miércoles, algunos de pie sobre el casco del buque Eastern Star, cuyo pasaje estaba formado por personas con edades comprendidas de los tres a más de 80 años. Hasta ahora sus esfuerzos han dado pocos éxitos, llevando al hallazgo de sólo 14 personas con vida, entre ellas una anciana que quedó atrapada en una bolsa de aire en el interior del barco.

El área de búsqueda se ha ampliado hasta 220 kilómetros río abajo, según ha informado la televisión estatal, lo que sugiere que muchos cuerpos podrían haber sido arrastrados por la corriente lejos de donde el barco se hundió.

El guía turístico Zhang Hui, de 43 años, --uno de los pocos que han podido ser rescatados-- ha explicado a la agencia de noticias china Xinhua que el barco se ha hundido muy rápido y que pudo escapar por una ventana con un chaleco salvavidas porque no sabe nadar.

"Ola tras ola me golpeaban, he tragado mucha agua", contó Zhang, que llegó a la costa agarrado a una rama. El presidente chino, Xi Jingping, ha ordenado que no se escatimen esfuerzos en las tareas de rescate y el primer ministro, Li Keqiang, ha llegado al lugar del naufragio para supervisar las labores.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies