Cientos de personas piden justicia por el asesinato del periodista Par Gyi en Birmania

 

Cientos de personas piden justicia por el asesinato del periodista Par Gyi en Birmania

Actualizado 07/12/2014 15:39:46 CET

RANGÚN, 7 Nov. (Reuters/EP) -

Una multitud pide justicia durante el funeral por el periodista asesinado en Birmania ha tenido lugar este viernes, dos días después de que su cuerpo fuera exhumado de la tumba donde fue enterrado por los soldados tras morir bajo custodia militar hace un mes.

Alrededor de 400 personas, entre familiares, amigos y seguidores del periodista, Par Gyi, han llegado a primera hora de la tarde al cementerio de Yeway, en las afueras de Rangún. Durante la ceremonia, la multitud ha coreado eslóganes y canciones protesta.

Algunos de ellos sujetaban pancartas en protesta contra la muerte del periodista, que falleció bajo extrañas circunstancias el 4 de octubre. "¿Tienen los militares licencia para matar?", rezaba una pancarta. "Todos somos Par Gyi", se podía leer en otra.

La líder del partido opositor Liga Nacional para la Democracia y ganadora del premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, ha enviado flores al funeral. Un alto cargo de su partido, Tin Oo, ha hablado en el funeral con la mujer de Par Gyi, Than Dar, para pedir justicia por el fallecido periodista.

Un miembro de la Comisión Nacional para los Derechos Humanos de Birmania que está investigando la muerte, Nyan Zaw, ha contado a Reuters que el equipo encargado de la investigación enviaría este viernes un informe sobre la autopsia al Ministerio de Sanidad. Las pesquisas continúan, ha dicho.

Tras la exhumación del cuerpo el pasado miércoles, los testigos comenzaron a expresar preocupación sobre el hecho de que Par Gyi hubiese sido torturado antes de recibir el disparo.

"He visto disparos en el pecho, la mandíbula y la cabeza. He visto contusiones en las dos piernas, parecía como si algo hubiese rodado por encima de sus piernas y sus muslos. Esto no ha sido una muerte normal, ha sido un asesinato", ha afirmado el abogado de la familia, Robert San Aung.

EL CASO

Par Gyi fue arrestado el 30 de septiembre despúes de tomar una foto de los enfrentamientos entre los militares birmanos y el Ejército Democrático Benevolente Karen (DKBA), ha afirmado la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos (AAPP) de Birmania.

La AAPP ha rebatido el informe militar que afirma que Par Gyi fue disparado cuando intentaba robar una pistola para escapar de la prisión tras ser detenido por ser un informador para el grupo insurgente Organización Klohtoobaw Karen.

La importante activista Than Dar ha negado que su marido formase parte de ninguna organización militar. También ha hecho pública su sospecha de que murió mientras era torturado, lo que llevó a los militares a enterrar su cuerpo en secreto. Además, ha dicho que el DKBA ha negado que Par Gyi estuviese conectado con ninguna organización rebelde.

Than Dar buscó a su marido durante varias semanas después de su desaparición a finales de septiembre y consultó al Ejército de Birmania, que no le proporcionó ninguna respuesta. El Ejército tampoco anunció su muerte hasta 19 días después.

PRESIÓN INTERNACIONAL

El incidente llega cuando el Gobierno de Birmania se prepara para acoger al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una cumbre la próxima semana. El Departamento de Estado ha pedido transparencia en la investigación de la muerte de Par Gyi.

Dos informes independientes presentados esta semana acusan al Ejército de abusos, lo que suma más presión al Gobierno de Birmania.

Una investigación de la Facultad de Derecho de Harvard publicada este viernest afirma que las tropas dirigidas por el Ministerio de Interior de Birmania y otros dos altos cargos torturaron y mataron civiles hace seis años durante una rebelión étnica.

El informe no acusa directamente a los oficiales de ordenar a las tropas que cometiesen abuses, pero afirma que tuvieron lugar debido a las políticas antiguas que sancionan "la directa señalación de civiles y estaban designadas para los desplazamientos a gran escala".

Este jueves, la organización que inoforma de las violaciones de Derechos Humanos en el sudeste asiático, Fortify Rights, ha afirmado que el Ejército birmano ha señalado, atacado y matado civiles en el estado de Kachin y de Shan, en el norte. Pide al Gobierno que frente estos ataques y a sus perpetradores.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies