Condenado a cinco años de cárcel un periodista por "insultar a los gobernantes" de Arabia Saudí

 

Condenado a cinco años de cárcel un periodista por "insultar a los gobernantes" de Arabia Saudí

El periodista saudí, Alaa Brinyi, condenado a prisión por mensajes en Twitter
AMNISTÍA INTERNACIONAL
Publicado 27/03/2016 13:22:57CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un periodista saudí, Alaa Brinyi, ha sido condenado a cinco años de cárcel, ocho años de prohibición de viajar y 50.000 reales saudíes (unos 10.000 euros) de multa por publicar una serie de mensajes en Twitter constitutivos de un delito de "insulto a los gobernantes", denuncia Amnistía Internacional.

"Es una clara violación del Derecho Internacional, una muestra más de la arraigada intolerancia de las autoridades de Arabia Saudí al derecho a la expresión pacífica", destaca Amnistía en un comunicado.

Brinyi fue declarado culpable el 24 de marzo de una serie de cargos tales como "insultar a los gobernantes", "provocar a la opinión pública" y "acusar a cargos de la seguridad de la muerte de manifestantes en Awamiya", una zona del este del país donde la minoría chií ha protagonizado protestas contra el régimen. También se le achaca "ridiculizar figuras islámicas". Algunos de los mensajes de Twitter por los que se le acusa eran en apoyo al derecho de las mujeres a conducir y a favor de los presos de conciencia.

"La condena de Alaa Brinyi a cinco años de prisión es una vergonzosa. Es la última víctima de la implacable represión de la disidencia pacífica en Arabia Saudí. El objetivo parece ser acabar de raíz con todas las voces críticas", ha denunciado el subdirector del Programa para Oriente Próximo y el Norte de África de Amnistía Internacional, James Lynch.

Amnistía considera que "encerrar a alguien por ejercer pacíficamente su legítimo derecho a la libertad de expresión y defender los derechos de otros a hacerlo es una completa distorsión de la noción de justicia". "Las autoridades deben revocar su condena y liberarlo de inmediato y sin condiciones", ha apostillado Lynch.

Brinyi trabajaba para los periódicos saudíes 'Al Bilad', 'Okaz' y 'Al Sharq'. Fue detenido en mayo de 2014 y desde entonces está preso. En un principio también se le acusó de apostasía --abandono de la fe islámica--, un delito penado con la muerte, pero finalmente se retiró el cargo por falta de pruebas.

Este mismo mes el Tribunal Penal Especializado que ha condenado a Brinyi ya condenó 'in absentia' al escritor y eurdito musulmán Mohanna Abdulaziz al Hubail a seis años de prisión por "insultar al Estado y sus gobernantes" y por "solidarizarse con presos de la Asociación Saudí por los Derechos Civiles y Políticos".

En febrero un poeta palestino, Ashraf Fayadh, logró que se le conmutara la pena de muerte por apostasía por ocho años de prisión y 800 latigazos y en 2014 un tribunal de Riad condenó a tres abogados a ocho años de prisión por criticar al Ministerio de Justicia en Twitter.

"Arabia Saudí debe rendir cuentas por las graves y sistemáticas violaciones de los Derechos Humanos. Sus aliados internacionales quieren colaboración en seguridad e inteligencia, pero deben afrontar el hecho de que utilizando el pretexto del antiterrorismo el Gobierno ha reprimido de forma draconiana hasta virtualmente erradicar cualquier forma de disidencia pacífica en el país", ha advertido Lynch.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies