Corea del Norte acusa a EEUU de "una grave provocación" y dice que "lleva la situación al borde de la guerra"

354987.1.644.368.20170530071255
Vídeo de la noticia
Publicado 30/05/2017 7:12:55CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Corea del Norte ha acusado este martes a Estados Unidos de "cometer una grave provocación militar" por el sobrevuelo de bombarderos estratégicos cerca de la frontera del país asiático, advirtiendo de que "lleva la situación al borde de la guerra".

La agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA, ha afirmado que "los imperialistas de Estados Unidos están haciendo movimientos cada vez más desesperados para provocar una guerra nuclear, a pesar de las advertencias de Corea del Norte".

Así, ha criticado las maniobras realizadas por los bombarderos estratégicos B-1B junto a las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur, a las que ha tildado de "marionetas", advirtiendo de que "esta provocación militar es un barullo imprudente y peligroso que lleva la situación en la península de Corea al borde de la guerra".

"Los belicistas imperialistas de Estados Unidos no deben olvidar ni por un momento que el aumento de una guerra nuclear en la península de Corea precipitaría un desastre en el que el territorio estadounidense quedaría convertido en tierra quemada", ha remachado.

La formación de bombardeos estratégicos despegó de Guam y sobrevoló la península de Corea durante la jornada del lunes, en el marco de una maniobra sobre un ataque nuclear, según la citada agencia.

Fuentes gubernamentales surcoreanas citadas por la agencia local de noticias Yonhap han confirmado que dos B-1B sobrevolaron el país cinco horas después de que Pyongyang llevara a cabo su último lanzamiento de un misil balístico de corto alcance.

Así, han detallado que los dos bombardeos estuvieron escoltados por aviones de combate F-15K de las Fuerzas Aéreas surcoreanas durante un vuelo de dos horas que no había sido anunciado previamente.

Horas antes, la propia KCNA afirmó que el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, estuvo presente en el último lanzamiento de un misil por parte del Ejército del país, desde donde recalcó que la prueba supuso "un gran paso adelante en el espíritu de enviar un mayor 'regalo' a los yanquis", en referencia a Estados Unidos.

"Cada vez que se transmiten noticias sobre nuestra victoria los yanquis --Estados Unidos-- se preocupan y los gángsters del Ejército marioneta surcoreano se desmoralizan más y más", resaltó el líder norcoreano, quien reclamó además "seguir desarrollando más armas estratégicas poderosas".

El lanzamiento tuvo lugar una semana después de que el Ejército norcoreano lanzara un misil balístico de alcance intermedio, una prueba que fue descrita por el líder norcoreano como "perfecta".

Kim estuvo presente en el lanzamiento del misil, según la KCNA, que detalló que se trata de un misil balístico tierra-tierra de alcance intermedio de tipo 'Pukguksong-2'.

El Gobierno de Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas nucleares y balísticas en los últimos años que han reavivado la tensión en la península de Corea.

En respuesta, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha dado por terminada la era de la "paciencia estratégica" y ha amenazado incluso con una intervención militar.

Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies