Las fuerzas de seguridad venezolanas reprimen una concentración opositora en Caracas

 

Las fuerzas de seguridad venezolanas reprimen una concentración opositora en Caracas

Enfrentamientos entre manifestantes y policías en Caracas
CARLOS GARCIA RAWLINS / REUTE
Actualizado 05/04/2017 12:27:21 CET

CARACAS, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Almagro condena la "brutal represión" 

La Policía venezolana ha reprimido con gases lacrimógenos una manifestación convocada en Caracas por la oposición, mientras a unos pocos kilómetros seguidores del Gobierno de Nicolás Maduro se concentraban para defender la gestión del presidente y denunciar una supuesta rebelión.

La oposición ha acusado a la Policía y la Guardia Nacional de lanzar gas lacrimógeno y pimienta contra los manifestantes pacíficos. Varios diputados han denunciado también el lanzamiento de perdigones por parte de las fuerzas de seguridad, que han bloqueado la marcha en la avenida Libertador.

Entre los manifestantes figuraba el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, así como otros legisladores contrarios al Gobierno de Maduro. El objetivo de la marcha era alcanzar la sede parlamentaria para denunciar la presión a la que se sienten sometidos por parte de las instituciones afines al 'chavismo'.

Los seguidores del Ejecutivo se han concentrado en otra zona de Caracas para "defender la democracia" y criticar el "golpe de Estado continuado" del que estaría siendo objeto Venezuela, en palabras del vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello. Los opositores, ha añadido, "tratan de movilizar gente que no tienen para generar violencia", según Noticias 24.

SESIÓN EN LA ASAMBLEA

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha convocado una sesión en la Asamblea Nacional para iniciar un procedimiento con el que tratar de cesar a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), responsables de dos recientes resoluciones --retiradas posteriormente-- contra el Parlamento unicameral.

Para Cabello, ese trata de "un nuevo show", toda vez que el 'chavismo' considera que "cualquier acto que realice la Asamblea Nacional es inválido porque están en desacato" por la impugnación de la toma de posesión de tres diputados opositores.

El presidente del Supremo, Maikel Moreno, ha incidido en la tesis del "desacato" y ha subrayado que la norma que habilitaría la posible suspensión de los siete magistrados "no da lugar a interpretaciones".

En este sentido, ha argumentado que la oposición no cuenta con una mayoría de dos tercios en la Asamblea, no está garantizado "el debido proceso y el derecho a la defensa" y no media intervención alguna del "Poder Ciudadano", en alusión a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, el Defensor del Pueblo, Tareck William Saab, y el contralor, Manuel Galindo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies