Turquía atribuye a un miembro de las YPG llegado desde Siria el atentado de Ankara

Investigaciones del atentado de Ankara
UMIT BEKTAS / REUTERS
Actualizado 18/02/2016 10:06:39 CET

ESTAMBUL, 18 Feb. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, ha atribuido el atentado contra autobuses militares en Ankara a un miembro de las Unidades de Protección Popular (YPG) llegado desde la vecina Siria, si bien también ha apuntado a la posible colaboración del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Davutoglu ha asegurado este jueves que las autoridades ya han logrado identificar a los responsables del ataque y al menos nueve personas han sido detenidas.

"Por la información que hemos obtenido, se ha podido confirmar claramente que el ataque fue perpetrado por miembros de la organización terrorista (YPG) dentro de Turquía junto a un individuo que había cruzado desde Siria", ha dicho.

La identificación del terrorista ha sido posible gracias a la toma de huellas dactilares, que habrían coincidido con las de una persona que llegó al país como refugiado, según recogen varios medios locales.

Davutoglu ha advertido de que el atentado demuestra que las YPG son un grupo terrorista, una tesis que ha esgrimido su Gobierno en las últimas semanas para evitar su posible participación en las negociaciones de paz sobre Siria y que no comparten países como Estados Unidos.

En este sentido, ha pedido colaboración a los aliados y ha anunciado que Turquía mantendrá sus bombardeos, dentro de un mensaje en el que también ha instado a Moscú a no utilizar a las YPG en su pugna política con Ankara. Davutoglu ha responsabilizado, además, al régimen de Bashar al Assad.

"NO SABEMOS NADA"

Ningún grupo se ha atribuido oficialmente la responsabilidad del atentado del martes, en el que murieron 28 personas y más de 60 resultaron heridas. Veintiséis de las víctimas mortales han sido identificadas como militares, según Davutoglu.

"No sabemos nada", ha alegado este jueves un alto dirigente del PKK, Cemil Bayik, según la agencia de noticias Firat. Bayik ha advertido de que el atentado "podría ser un acto de venganza por las masacres en el Kurdistán".

Sin embargo, el Gobierno turco no lo ha dudado y ha reanudado los bombardeos contra posiciones del PKK en el norte de Irak. Davutoglu ha confirmado la muerte de entre 60 y 70 supuestos milicianos, incluidos varios altos cargos de la milicia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies