La guerra de Yemen amenaza el futuro educativo de millones de niños

Niños asisten a clase en Taiz
ANES MAHYOUB/REUTERS
Publicado 17/04/2017 15:11:23CET

DUBAI, 17 Abr. (Reuters/EP) -

Hasta 4,5 millones de niños podrían no terminar el actual curso en Yemen como consecuencia de la guerra que se prolonga ya desde hace dos años y que ha dejado al empobrecido país sin más de tres cuartas partes de sus profesores, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

La representante de esta agencia en Yemen, Mertixell Relaño, ha advertido en rueda de prensa de que "en este momento más de 166.000 profesores no han recibido ningún sueldo desde octubre del año pasado", lo que supone "más o menos el 73 por ciento del número total de docentes".

El escenario bélico ha dejado sin ir a clase a millones de niños, ahora en riesgo de ser "reclutados" para sumarse a alguno de los grupos armados que opera en el país. En el caso de las niñas, su mayor peligro es "casarse antes de tiempo", con los efectos que ello conlleva para su desarrollo personal.

Uno de los problemas que subyacen en la parálisis del sistema educativo tiene que ver con la escasa liquidez de unas instituciones en constante disputa. El Gobierno de Abdu Rabbu Mansur Hadi movió el Banco Central fuera de la capital, Saná, controlada por los rebeldes huthis.

El Gobierno acusa a la insurgencia de saquear la entidad y alega que está intentando cumplir con todos los pagos de funcionarios, a pesar de los supuestos bloqueos de los la insurgencia. Los huthis, por su parte, han negado cualquier interferencia.

"El dinero es la columna de la vida", ha lamentado Hoda al Julani, que imparte clases en una escuela infantil de Saná. "Sin él, no creo que nadie pueda vivir y habrá sufrimiento. Casi tenemos que mendigar", ha relatado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies