HRW denuncia el silencio de las organizaciones médicas ante los tests de virginidad a reclutas en Indonesia

Foto de archivo de soldados indonesios
REUTERS / ANTARA FOTO AGENCY
Publicado 07/03/2018 11:37:42CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha reclamado mediante una serie de cartas remitida a asociaciones médicas de Indonesia que rechacen y denuncien los tests de virginidad a los que las Fuerzas Armadas y la Policía someten a las nuevas reclutas.

La directora de la defensa de los derechos de las mujeres de HRW, Nisha Varia, ha declarado que asociaciones médicas indonesias como la Sociedad Indonesia de Obstetricia y Ginecología y la Asociación Médica Indonesia deberían advertir a las fuerzas del orden de que "los tests de virginidad son una forma de violencia contra las mujeres y no una práctica médica fiable".

"Estos grupos deberían avisar a sus miembros de que cualquier médico que lleve a cabo uno de estos tests estará violando el principio médico de 'no hacer daño' y podrá ser sometido a actos disciplinarios", ha explicado Varia. Aunque aquellas que "suspendieran" el test no sufrían necesariamente una penalización por ello, todas las mujeres con las que la ONG ha hablado describieron la prueba como "dolorosa, vergonzosa y traumática".

HRW denunció estas pruebas de virginidad en 2014 y, en sus escritos, la organización ha señalado que, desde entonces, el Gobierno indonesio no ha puesto en marcha ninguna medida para eliminar la práctica. Las fuerzas del orden continúan llevando a cabo estos exámenes por "razones de salud mental y morales", han explicado miembros del Ejército y de la Policía a HRW.

Varios militares y agentes han tratado de justificar "el test de los dos dedos" como medida para comprobar si las candidatas están embarazadas. HRW ha manifestado que ese tipo de examen no puede probar si una mujer está en estado gestante y que, de todos modos, valorar a u a una candidata de distinta forma dependiendo de si está o no embarazada "es un tipo de discriminación sexual, prohibida en el marzo de las obligaciones legales internacionales de Indonesia".

HRW ha relatado que los tres ejércitos de Indonesia han utilizado tests de virginidad durante décadas y que, en algunas circunstancias, han llegado a exigir que las prometidas de los oficiales se sometan a estos exámenes.

El portavoz del Ejército indonesio, Fuad Basya, declaró al diario 'The Guardian' en 2015 que si las reclutas potenciales no son vírgenes, "si son malas, eso quiere decir que su estado mental no es bueno", por lo que consideró que los tests de virginidad sirven para apartar del proceso de selección a las candidatas inapropiadas.

Estas pruebas han sido denunciadas a nivel internacional como una violación de los Derechos Humanos, según HRW. En concreto, bajo el artículo 7 del Pacto Internacional sobre los Derechos Políticos y Civiles y el artículo 16 de la Convención contra la Tortura, que Indonesia ha firmado, según ha recordado HRW.

"Es sorprendente que el Ejército de Indonesia y la Policía requieran de tests de virginidad abusivos y que los defiendan utilizando razones ofensivas y discriminatorias", ha recalcado Varia. "Las asociaciones médicas indonesias tienen que oponerse a conceder cualquier grado de legitimidad médica a estos tests y presionar para su abolición inmediata", ha concluido la responsable de HRW.

"Acabando con los tests de virginidad, el Gobierno indonesio estaría cumpliendo sus obligaciones en cuanto a los Derechos Humanos internacionales y estaría respetando los objetivos del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo", ha añadido la organización.